Crítico diagnóstico de la situación en fiscalías neuquinas

En el ministerio público fiscal, el órgano dedicado a la investigación de los delitos, no hay un trabajo coordinado entre sus integrantes; nadie fija una estrategia común para perseguir a los delincuentes y se incorporó gente "sin compromiso con el trabajo".
En la fiscalía de Delitos contra la Administración Pública (DAP) hay "mucha ineficiencia", tanta que pareciera que "no existe".

Estas duras definiciones son de tres de los candidatos con más posibilidades de cubrir un cargo de fiscal de cámara en Neuquén capital. Al ser entrevistados ayer por el Consejo de la Magistratura, hicieron un análisis descarnado de la situación del Poder Judicial y propusieron reformas.

El nombre del ganador se conocerá la semana próxima.

La primera en ser entrevistada por los consejeros fue Sandra González Taboada, actual fiscal de Homicidios. Casi todo el personal de su fiscalía asistió a apoyarla. Se definió como "una profesional independiente, honesta, comprometida con la gente".

Lamentó que las fiscalías estén "aisladas entre sí", y Felipe Cía (vocal del TSJ y presidente del Consejo) le preguntó los motivos. "El ministerio público fiscal pasó por circunstancias que causaron heridas grandes, divisiones internas, y cada uno se encerró en su oficina. Usted me entiende", contestó, en alusión al período de reforma del Poder Judicial en la época de Jorge Sobisch.

María Finochietti, fiscal de Delitos Juveniles, fue la siguiente entrevistada. Coincidió en que falta trabajo conjunto y reuniones periódicas para fijar estrategias. "A nosotros nos llaman para cubrir guardias pero nunca para pedirnos una opinión", afirmó.

Sobre la fiscalía DAP dijo que "es muy ineficiente". Defendió además el proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura que elaboró y que está en la Legislatura.

El tercer entrevistado, y tercero hasta ahora en orden de mérito, fue el juez Alejandro Cabral. "Yo reformaría todo", dijo apenas se sentó ante los consejeros. Afirmó que "es un despropósito tener seis fiscalías de cámara, se rascan a dos manos". Propuso crear unidades fiscales que se ocupen de los delitos desde que se cometen hasta el juicio oral.

También remarcó que la fiscalía que investiga la corrupción "no existe" y señaló que "a raíz de hechos políticos, las más recargadas son las de Graves Atentados contra las Personas y Delitos contra la Propiedad".

Comentá la nota