Crítico análisis del rol policial en Santiago por la trata de personas

La madre de Marita Verón dijo conocer la realidad local, a raíz de la lucha por encontrar a su hija. En ese sentido, consideró que existe un "semillero" en la provincia para reclutar chicas, y que la Policía santiagueña no se capacita para combatir ese flagelo. Ofrece su fundación para un trabajo en conjunto.
Menores de edad que desaparecen, en otros casos, mujeres mayores, pero siempre la misma modalidad: por engaño, ofertas de trabajo o directamente por la fuerza. ¿El fin?, es lamentable: terminan encerrándolas y forzándolas a prostituirse. Ante esta situación y luego de la dolorosa experiencia que le tocó vivir a Susana Trimarco con el secuestro de su hija Marita Verón en el año 2002, ésta comenzó una lucha incansable, que continúa hasta el día de hoy sin obtener el resultado deseado.

En diálogo exclusivo con Nuevo Diario, Susana aseguró que la problemática de trata de personas "en Santiago del Estero, especialmente en el interior es terrible, y lo peor es que la Policía no está capacitada para realizar operativos de rescate en los prostíbulos, pero hay que reconocer que es algo que se nos está yendo de las manos, ya que cada vez son más las chicas que son secuestradas".

Desde la Fundación María de los Angeles se trabaja actualmente con la División Trata de Personas de Santiago del Estero, por lo que reconoció que "desde Santiago hay un gran compromiso", sin embargo "todavía hay ciertas falencias en cuanto a los procedimientos" policiales.

Es por eso que durante las próximas semanas, Susana pedirá una audiencia con el gobernador Gerardo Zamora y el subsecretario de Derechos Humanos, a fin de analizar el tema e instalar una sede de la Fundación que preside en la provincia para que de esta forma se pueda capacitar a la Policía y generar acciones conjuntas con respecto a esta problemática.

"Semilleros"

Por lo que no dudó en expresar que "Santiago del Estero, al igual que Tucumán y Catamarca son los principales "semilleros", ya que las bandas eligen este tipo de lugares para reclutar las jóvenes, porque las consideran provincias pobres, con gente de bajos recursos, poca educación y con una gran necesidad de trabajar".

"Es hora de que todos colaboremos con esta causa, porque no podemos permitir que en la Argentina sigan sucediendo estas atrocidades, de lo contrario, la trata seguirá creciendo y las redes del crimen organizado, fortaleciéndose", puntualizó.

A la hora de detallar como operan estas redes de trata, comentó que estas chicas luego de ser secuestradas, las trasladan en un primer lugar a la provincia de Córdoba, en la zona de Villa María, para luego ser trasladadas hacia el sur del país, como Río Gallegos, Río Turbio, Ushuaia, Neuquén y Mendoza. "El destino de las víctimas varía y va desde cabarets ilegales hasta casas y fiestas sexuales en la Argentina o el exterior", aseguró.

Con respecto a los avances que tuvo este tema desde hace unos años, Trimarco expresó que "hoy, por fin y después de tanto tiempo, ya que muchas chicas fueron capturadas, decidieron en nuestro país ponerse a trabajar sobre lo que realmente importa y alarma".

"Lo que resta por el momento es dejar las palabras de lado y pasar a los hechos; que el Estado comience a tomar medidas implementando todas la herramientas que ahora posee en el terreno legal, para prevenir y combatir este delito", sentenció.

Susana comentó que su objetivo en la vida, además de recuperar a su hija, es combatir las redes de prostitución que recluta chicas de bajos recursos y las engañan para luego hacerlas trabajar bajo presión, quitándoles, entre otras cosas, el derecho a la identidad, y en algunos casos, incluso la vida.

Rescatada de La Banda, en recuperación

Susana Trimarco comentó a Nuevo Diario que en uno de los allanamientos realizados hace unos meses en Santiago del Estero pudieron rescatar de un prostíbulo de la ciudad de La Banda a una joven oriunda de Misiones, que la privaron durante un año y medio de su libertad, junto a su hijo.

Esta había arribado a la provincia por una tentadora oferta de trabajo, en donde además le ofrecían alojamiento para su hijo, que en ese entonces tenía apenas meses de vida.

Nuevo Diario se comunicó con la Fundación María de los Angeles, lugar en donde se encuentra esta joven y pudo conocer que actualmente se encuentra con un problema psicológico importante, ya que en el momento de su rescate se encontraba con un cuadro grave de desnutrición y un estado general de salud malo. Susana expresó que su lucha se ha visto entorpecida, pero a la vez fortalecida por el constante acoso de sus enemigos, que permanentemente buscan hacerla desistir en su búsqueda.

Comentá la nota