"Las críticas tienen tinte político"

Para el ministro, los cuestionamientos de los médicos están vinculados a la denuncia penal por irregularidades.

El ministro de Salud provincial, Miguel Cappiello salió ayer al cruce de los jefes de servicio del Hospital Centenario que cuestionaron el estado del efector y hasta dijeron que ponían plata de su bolsillo para financiar algunas prestaciones. "¿Usted cree algún médico puede haber pagado algún insumo para operar? Si esto ha sucedido, ha sido un caso muy puntual, y lo debe haber hecho un residente para poder operar y no tener que esperar que la provisión llegara. Me parece que eso es un hecho mediático, aparecen escondidos, reservando identidad. Yo jamás me escondo para dar informaciones y realizar denuncias", disparó el funcionario. De inmediato el ministro vinculó el posicionamiento de los profesionales con razones "políticas" relacionadas con la "denuncia penal que hicimos donde pusimos al descubierto las irregularidades administrativas que había en ese hospital y en otros".

Lejos de atenuarse, la polémica entre el gobierno provincial y los jefes de servicio del Centenario en torno al estado del centro de salud se agudizó en las últimas horas. Cappiello no ocultó su malestar por las declaraciones de los médicos: "Esto que salieron a decir los profesores de la Facultad de Medicina de la universidad Nacional de Rosario tiene que ver con algo que no dijeron durante muchos años. Nosotros vamos a dar la respuesta", aseguró el ministro.

Tras señalar que "obviamente hay dificultades, pero las estamos subsanando", el ministro realizó un repaso de lo realizado por la administración que conduce en el hospital. "Nosotros tenemos un proyecto, conocido y que está avanzando, pero en salud siempre los presupuestos son pocos para hacer la inversión que uno quiere en garantizar el derecho a la salud de la población. Y hoy estamos dando respuesta a toda la situación de salud: no hay nadie que se haya quedado sin atención, pero lo hacemos con dificultades", aseguró. En ese sentido destacó la necesidad de que la Legislatura apruebe la reforma tributaria que permitirá disponer de más recursos para la Salud.

- ¿Qué evaluación hace de la situación del Centenario?

- Hay una situación compleja y que tiene que ver con la denuncia muy importante que hicimos en la Justicia Penal, donde no se pueden justificar en el hospital Centenario 7 u 8 millones de pesos, sin contar 2008 y 2009. También tiene que ver con un sistema de salud que durante muchos años no se ocupó del equipamiento, de la estructura edilicia y de la recuperación de capacidad instalada. Nosotros vamos a dar la respuesta: hoy ya se está reestableciendo lo de los stent, que dicen que no estaban. Hablé con el profesor (Hugo) Tanno porque dice que ayer se le rompió el último aparato, y vamos a hacer un esfuerzo buscando otro tipo de partidas. Hablé con el gobernador y lo estamos haciendo.

- ¿A qué atribuye las denuncias?

- Esto es una cuestión que tiene un tinte político y que fundamentalmente tiene que ver con esta denuncia penal que hicimos, donde ponemos al descubierto las irregularidades administrativas que había en ese hospital, y en otros. Pero lo más llamativo para mí es cómo los profesores de la UNR no acompañan al Estado en esta denuncia penal, sobre todo porque con esa plata hubiéramos reequipado totalmente al hospital. Yo no digo que alguien se la llevó (a la plata), pero como dice el Tribunal de Cuentas de la Provincia, al menos hay graves irregularidades administrativas que son las que se están investigando.

Por su parte, el Defensor del Pueblo de Santa Fe, Edgardo Bistoletti dirigió a Cappiello un oficio en el que solicita información sobre el estado de la prestación de servicios en el Hospital Centenario.

Comentá la nota