Críticas al país por la falta de auditorías

Líderes mundiales cuestionaron a la Argentina, EE.UU. y China por incumplir el programa del FMI para evaluar al sector financiero
ESTAMBUL (De un enviado especial).- El poderoso Grupo de los 30 cuestionó ayer la decisión de países como la Argentina, entre otros, de demorar la revisión de sus sistemas financieros y de condicionar el intercambio de información del artículo IV del reglamento del Fondo Monetario Internacional (FMI), al afirmar que se debilita el sistema de monitoreo global acordado por el G-20 para reducir el riesgo de otra crisis económica.

El G-30 emitió una serie de recomendaciones que incluyen reformas al sistema de toma de decisiones del FMI. El grupo está integrado por los presidentes de bancos centrales de Europa, Jean Claude Trichet; China, Zhou Xiao Chuan; Israel, Stanley Fischer; Gran Bretaña, Mervin King, e Italia, Mario Draghi; por los asesores del presidente Barack Obama Paul Volcker (ex presidente de la Reserva Federal) y Lawrence Summers (ex secretario del Tesoro); el ex presidente de México Ernesto Zedillo, y los especialistas Paul Krugman, Guillermo de la Dehesa, Gerald Corrigan (Goldman Sachs), Jacques de Larosière (ex jefe del FMI), Arminio Fraga, Kenneth Rogoff, Jacob Frenkel y, como colaborador permanente, el ex ministro Domingo Cavallo.

"Observamos con preocupación que un número significativo de países del G-20 aún no han completado el Programa de Evaluación del Sector Financiero (FSAP, según sus siglas ingles) del FMI, incluyendo a la Argentina, China, Indonesia y EE.UU. La falta de estos países es tal vez sintomática de la tendencia de importantes accionistas de eludir la supervisión del FMI", indicó el comunicado del G-30.

El FSAP es paralelo al artículo IV, pero se limita a controlar el estado financiero de cada miembro del Fondo. En algún momento, el Gobierno imaginó que podía llegar a alcanzarle con esta revisión para negociar con el Club de París. El presidente del Banco Central, Martín Redrado, participó de parte del encuentro, aunque al parecer no recibió ningún cuestionamiento; en la entidad monetaria afirman que una vez que se concrete el artículo IV "la revisión del sistema financiero será casi inmediata, es un área en la que los números son sólidos".

El G-30, integrado por figuras de las finanzas norteamericanas, hizo una crítica inusualmente dura a la decisión de EE.UU. de eludir esta auditoría, al sostener que "su rechazo histórico a someterse al FSAP responde en parte a que sabían que el reporte diría que el sistema de supervisión financiera era incoherente y debía ser arreglado". Este consejo de funcionarios y analistas opina que el FSAP debe ir junto con el artículo IV para tener mayor efectividad en la vigilancia de la economía de cada país, tal como se acordó en la reciente cumbre del G-20 en Pittsburgh.

Luego de difundir este crítico documento, Fischer, ex director ejecutivo del FMI, formuló un cuestionamiento que, por elevación, le cabe a la Argentina: "La actual crisis expuso la debilidad en la efectividad del sistema de supervisión del FMI. Esta debilidad está asociada con el desgano de algunos países de aceptar la supervisión, que en algunos casos se ha ignorado por completo".

Comentá la nota