Críticas de Ocaña al Gobierno y a Kirchner

En momentos en que lealtades y espacios políticos están en plena redefinición, la ministra de Salud, Graciela Ocaña, hace equilibrio.
En una entrevista con La Nacion dijo que los gobiernos de Néstor y de Cristina Kirchner son los mejores desde que ella nació, pero sostuvo que el kirchnerismo actual no es igual al primero y que "debe reflexionar y volver a las bases".

Afirmó que quiere dar una discusión dentro del proyecto que encabeza la Presidenta, pero opinó que Kirchner se está cerrando dentro de las estructuras tradicionales de la política y que eso significa un "retroceso".

Sobre la marcha del Gobierno, sostuvo que falta llevar adelante las reformas institucional, judicial y educativa, así como avanzar en el área de salud.

Advirtió que no puede hablar del manejo de fondos de la campaña de Cristina Kirchner porque no intervino en esa tarea, pero instó a establecer un sistema de financiamiento público de la política y dijo que la Justicia debería investigar los casos de "aportantes fantasma".

A más de siete años de su resonante intervención, bajo el ala de Elisa Carrió, en la comisión legislativa que investigó el lavado de dinero, también apeló a sus dotes de equilibrista para opinar sobre el proyecto oficial para el blanqueo de capitales.

?¿No es un riesgo que no se pregunte el origen del dinero que se trae del exterior?

?No conozco el proyecto en profundidad, pero debería ser compatible con la ley antilavado de dinero. Un tema central es la norma conocida como "conoce a tu cliente", que obliga a los bancos a informar operaciones sospechosas.

-¿Qué piensa de las sospechas sobre el financiamiento de la campaña de Cristina Kirchner, solventada por empresas de salud?

-Siempre sostuve que había que establecer un sistema de financiamiento público de la política. He acompañado proyectos de ley en la provincia y en la ciudad de Buenos Aires que proponen que se prohíba el aporte de las empresas. Del financiamiento de la campaña de la Presidenta no puedo hablar porque no manejé los fondos. Lo único que sé es que cuando la droguería de Forza [Sebastián, aportante de 200.000 pesos y una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez] no cumplió, se la clausuró.

-¿Cómo es que entre los aportantes hay personas que dicen que no pusieron plata en la campaña?

-Eso deberá ser investigado por la Justicia, merece aclararse.

-¿Cómo definiría al espacio político que impulsa dentro del kirchnerismo?

-Hay que dar una discusión desde una perspectiva de centroizquierda, que tiene que ver con la distribución del ingreso, con una reforma política, con una reforma judicial. Hay que dar una discusión sobre reformas institucionales importantes.

-¿Es una discusión dentro del kirchnerismo?

-Sí, porque más allá de las discusiones puntuales sobre una u otra política, los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Kirchner han sido los mejores desde que yo nací. Lo que hay que discutir son las cuestiones que quedan y las que hay que rectificar.

-¿La idea es volver al primer kirchnerismo?

-Creo que hay que hacer kirchnerismo explícito. Es el kirchnerismo que llevó adelante en los primeros años las principales reformas que permitieron luego el proceso de crecimiento y fundamentalmente de mejora social sostenida.

-¿Cómo definiría al actual kirchnerismo?

-No es el kirchnerismo explícito. Hay cosas que faltan y las tenemos que plantear: la reforma institucional, profundizar la reforma judicial, avanzar sobre aspectos que tienen que ver con la salud, la reforma educativa.

-¿Piensa que el kirchnerismo necesita una refrescada?

-Creo que hace falta reflexionar y volver a las bases históricas del proyecto, que fue la concertación plural. Quiero dar esa discusión dentro de ese espacio.

-¿El kirchnerismo explícito es lo mismo que la transversalidad?

-No me gusta el término. Pero lo que se buscó en aquel momento fue rearticular al campo popular, con mucha fuerza al principio. Ahora hay un retroceso, una vuelta hacia los partidos tradicionales.

-Kirchner se está cerrando en las estructuras tradicionales.

-Así es, al haber tomado la decisión el doctor Néstor Kirchner de presidir el Partido Justicialista ha tomado una posición donde ese espacio que había nacido como una cosa arrolladora ha tomado otro sentido.

-¿Cómo una persona con su perfil puede mantenerse en un gobierno tan sospechado de corrupción?

-En los 90, hasta que no se probara en la Justicia un caso de corrupción nadie era culpable y los funcionarios seguían en su lugar. Cuando sucedió lo de Skanska, el presidente Kirchner sacó a todos los funcionarios que estaban involucrados. Cuando fue lo de la valija, sacó al funcionario que entendió que era el responsable. Y ambos temas están investigados por la Justicia, que no es la justicia de los 90, sino que es independiente.

-¿Le parece que éste es un gobierno transparente?

-No hay pruebas de que no lo sea.

-¿Piensa que Julio De Vido es un funcionario honesto?

-No se pueden juzgar honestidades en abstracto, sino hechos concretos. Cristina ha separado de su cargo a todo aquel que fue procesado, al igual que el ex presidente.

-¿Y qué opina del crecimiento del patrimonio de los Kirchner?

-Su patrimonio es público, presentan declaraciones juradas y su evolución es de libre acceso para todos los argentinos.

-¿Qué le parece que hayan comprado terrenos fiscales en El Calafate a precios bajos y después se hayan vendido por cifras millonarias?

-No puedo opinar porque no conozco la realidad inmobiliaria de El Calafate.

Comentá la nota