Críticas a los Kirchner a Juez y Accastello en acto schiarettista.

Costa fue duro con Accastello. Dijo que "se dejó comprar con la billetera de los Kirchner". Mondino dijo ser la contracara del "modelo intolerante" que gobierna el país
El concejal Ricardo Pereyra comenzó a calentar el salón con su arenga. En la segunda fila estaban sus compañeros de bancada Rosa Cámpora y Alejandro Balanza. En la primera se ubicaba el legislador provincial Enrique Sella y otros miembros de PAIS como Horacio Domínguez y Stella Maris Cabrera. También en cercanías del escenario se hallaban el dirigente y funcionario provincial del área Social Darío Ranco, con su par de Educación Marcelo Fita y el director del Hospital Pasteur Guillermo Tomas. Otro que marcó presencia cerca del estrado fue el legislador Marcelo Frossasco, acompañado por una nutrida comitiva villanovense, en la que se destacaban Dardo Carranza y Alicia Oliva.

Enseguida, el animador Miguel Borsatto presentó al "dueño de casa" y candidato a diputado número cinco de Unión por Córdoba, Raúl Costa, que le daba la bienvenida al candidato a senador número uno de esa fuerza, Eduardo Mondino.

Costa comenzó diciendo "basta con este Gobierno nacional autoritario", que "cobra millones de impuestos a la soja y no lo coparticipa con las provincias".

Luego dijo que "por el egoísmo de esta gente (el matrimonio Kirchner) hemos caído en esta crisis".

Enseguida remarcó que "no hay dos peronismos; sólo existe el de Evita y Perón y está en este salón".

Y a partir de allí la emprendió contra Eduardo Accastello, que "se dejó comprar con la billetera de los Kirchner".

Al intendente le recordó que "los mandatos se deben cumplir", en alusión a su intención de ser senador. A continuación lanzó: "Nos alegra que se hagan obras, pero sin sobreprecios. ¿Por qué siempre hay algo raro detrás de cada obra?".

Y dijo estar con el proyecto de Schiaretti "porque nadie como el gobernador se ha plantado ante el Gobierno nacional".

"Nos sentimos orgullosos de formar parte de su Gobierno", añadió.

A su turno, Mondino aseguró que quiere "luchar por una democracia plena en el Congreso".

"Queremos para Córdoba lo que es de los cordobeses. Tenemos que ser contundentes en las urnas para conseguirlo, porque el dinero que no nos mandan no es del Gobierno, sino de cada uno de ustedes", explicó.

Tras señalar que él es "la contracara del modelo intolerante", dijo que no encuentra a los demás candidatos para debatir. Y le dedicó sus mejores dardos a Luis Juez: "Detrás de sus bromas esconde su ineptitud", ya que "no hizo más que nombrar 4.500 punteros políticos para crear así su partido, que irónicamente se llama Partido Nuevo".

Finalmente se comprometió a "venir a Villa María una vez que sea senador, para ayudar a que esta ciudad tenga el intendente que se merece y que se llama Raúl Costa".

Una murga demasiado bullanguera (fue difícil hacerle guardar silencio en algunos momentos) hizo tronar los bombos por última vez, y Borsatto invitó a los presentes a tomar un refrigerio.

Comentá la nota