Críticas a los exportadores por el trigo

Los entidades rurales dicen que las cerealeras no están cumpliendo el acuerdo que obligaba a pagar el cereal a precio internacional
Según denunciaron las entidades de la producción, los exportadores no estarían pagando el precio lleno por el trigo, por lo que incumplen el acuerdo sellado con el Gobierno para comprar los excedentes de exportación a precios internacionales.

"Tenemos varios casos denunciados de que no se está pagando el precio lleno o se está especulando para pagar menos, objetivo que las exportadoras cumplen retirándose estratégicamente de la compra. A un productor bonaerense que es afiliado nuestro le ofrecieron un precio bastante inferior. Llamó al presidente de la exportadora, le reclamó, y esa persona le dio órdenes al corredor de que le pagase el precio lleno a ese productor para no tener problemas", dijo Pedro Apaolaza, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

"Para los productores del Sudoeste, la situación es peor. Cuando estuvimos en la zona, nos dijeron que les pagaban 380 pesos la tonelada. Los productores chicos están muy desprotegidos", dijo Apaolaza.

"Las exportadoras compran a niveles insignificantes. Entonces, el precio que figura en la pizarra es lo de la compra de unos pocos camiones, y cuando vas al acopiador, te das contra la pared porque te pagan mucho más barato, si es que te compran", dijo Luis Miguel Etchevehere, director de la Sociedad Rural en Entre Ríos.

"Por otro lado, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez , nos prometió que se iban a comprar 300.000 toneladas a precio lleno en esta provincia. Me pregunto qué hacemos con las 600.000 toneladas restantes de nuestra cosecha", agregó.

Otro productor entrerriano de pequeña escala, que pidió mantener su nombre en reserva, señaló que luego de haber arreglado con la planta local de una exportadora 627 pesos la tonelada, cuando estaba por mandar los camiones le avisaron que no podían recibir su mercadería. "Me dijeron que me la compraban en quince días, pero con otro precio, no el del acuerdo", comentó.

Los exportadores negaron que se estuviera pagando menos de lo acordado con el Gobierno. "Las operaciones se están haciendo en función de las necesidades de los exportadores. Ya se declararon embarques por 3 millones de toneladas. Los exportadores van comprando en la medida que tienen los embarques y, por otro lado, ya tenían 1,4 millones de toneladas compradas desde junio", dijo una alta fuente del sector.

"Es mentira que se registre un precio y se compre el trigo a otro. Y si hay algún caso por el estilo o alguna planta no cumple con el precio y las condiciones arregladas con el productor en el marco del acuerdo, se debe denunciar. Nosotros no recibimos reclamos", dijo la fuente exportadora.

Los rumores sobre las maniobras supuestamente non sanctas de la exportación cobraron tanta difusión, que ayer el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) se vio obligado a emitir un comunicado para desmentir las versiones. En él señaló que "las exportadoras consideran que han comprado hasta la fecha más del 90% del saldo exportable de trigo determinado por el Gobierno, que asciende a 3.300.000 toneladas y que incluye el stock estimado de la cosecha anterior", y que "estando muy avanzada la cosecha de trigo, se observa un volumen de oferta de cereal que supera las posibilidades de compra por parte de los exportadores". Además, los exportadores señalaron: "Es equivocado hacer descansar en este sector la exclusiva responsabilidad de garantizar el precio pleno del trigo al productor".

"Que no se hagan los tontos. Desde hace cuatro años pagan menos de lo que corresponde. Saben muy bien lo que hacen", comentó Apaolaza ante el comunicado del CEC.

Las acusaciones contra el sector exportador llegaron a oídos de Domínguez, que habilitó una sección en la página web del Ministerio de Agricultura para que los productores denuncien en forma anónima a los exportadores que no respeten el precio. Por otro lado, voceros del Ministerio aseguraron que el acuerdo por el que Domínguez se comprometió a conseguir comprador para 300.000 toneladas de trigo entrerriano "esta a horas de concretarse".

Cartelización

"Se están escuchando muchos rumores de que no se cumple el precio y hay mucho malestar. En un mercado con reglas claras, donde todos los que operan tienen la misma información y el mismo acceso al mercado, no pasan estas cosas. Pero como acá el Gobierno le dice a cada uno cuándo y cuánto tiene qué comprar, se producen distorsiones", explicó David Hughes, presidente de Argentrigo.

"Lo que pasa es que el acuerdo firmado entre el Gobierno y los exportadores induce a la cartelización. Los molineros, por otro lado, están muy cómodos, ya que tienen garantizado el abastecimiento interno por parte del Gobierno. Nadie tiene que competir por el trigo y se cae en esto", dijo Alfredo Rodes, director ejecutivo de Carbap.

En este contexto, Carbap presentó en el Ministerio de Agricultura una propuesta para solucionar la distorsión del precio de trigo. "Podemos vender nuestro excedente, unos 4 millones de toneladas entre el excedente de esta cosecha y la pasada, a Brasil, a 190 dólares la tonelada. A ellos les conviene porque necesitan importar 6 millones de toneladas, y comprarnos a nosotros les sale más barato que importar de otro lado. A nosotros también nos conviene porque nos pagarían más de lo que recibimos hoy con el mercado intervenido", explicó Rodes.

Comentá la nota