La UCR y FR criticaron que Amaya pretenda superpoderes

Avignone y Viña objetaron la contratación directa para el transporte de la basura. El radical dijo que no hay urgencia para eludir la licitación pública y el bussista advirtió que no se puede vulnerar la ley.
Mientras la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, anunció que enviará al Congreso un proyecto para limitar los denominados "superpoderes" y reducir a un tope la reasignación de partidas presupuestarias, en Tucumán volvió la polémica por las atribuciones especiales que pidió el intendente de la capital, Domingo Amaya, para resolver la gestión de los residuos.

La iniciativa que envió el jefe municipal al Concejo Deliberante para "realizar adecuaciones contractuales" con la empresa Transportes 9 de Julio SA y la autorización para efectuar contrataciones directas abrió la controversia. La Unión Cívica Radical y Fuerza Republicana, por medio de sus representantes en el cuerpo, José Luis Avignone y Claudio Viña (respectivamente), pusieron el grito en el cielo ante las intenciones de la intendencia de obtener superpoderes.

"Llama la atención que (Amaya), como fiel representante del kirchnerismo, pida más poderes que los otorgados a nivel nacional, en lo que podría convertirlo en el intendente más poderoso del planeta", afirmó Avignone.

Además, el edil radical anticipó su rechazo a que se faculte a la intendencia a efectuar contratos directos, según lo establece el artículo tercero del proyecto oficial. "La Secretaría de Medio Ambiente se ha fijado un plazo de 18 meses, como mínimo, para la construcción y el inicio de operaciones en la futura planta de Overa Pozo; entonces ¿cuál es la urgencia para efectuar contrataciones directas?", se preguntó.

Avignone resaltó que la decisión de la Provincia de ceder la responsabilidad sobre el manejo de los residuos a los municipios es un retroceso. "Esto obedece exclusivamente a los temores por distintos planteos judiciales en contra de funcionarios provinciales acusados de ser responsables de haber contaminado el medio ambiente", aseguró.

Práctica habitual

Desde el bussismo, Viña remarcó que se ha transformado en una práctica común por parte del intendente pedir facultades especiales para la contratación directa y endeudar al municipio con anticipos financieros. "En cada proyecto que presenta, nunca faltan esas dos frases más célebres de Amaya", dijo. "En vez de enviar los pliegos del nuevo servicio a contratar se limita a pedir un nuevo cheque en blanco", aseguró.

Viña recordó que el artículo 24 de la Ley Orgánica de Municipalidades (5.529) es tajante respecto de las atribuciones del Concejo al señalar que "no pueden -precisó-, ni deben ser cedidas por medio de una ordenanza".

El titular de la convención republicana Insistió en que es imperioso dejar de usar el predio de Pacará Pintado. "Cuestioné ese contrato en su momento y hoy observamos un dantesco espectáculo con una montaña de basura como símbolo de bienvenida a la ciudad. No obstante -señaló-, ello no es justificativo para vulnerar la ley y el régimen de contrataciones".

Comentá la nota