Critican demoras en concesionar el nuevo servicio de ómnibus

"Ni pública ni privadamente se conocen las razones por las que se extendió el plazo previsto", afirmó el concejal Andrés De Leo.
La decisión del municipio de posponer el comienzo del nuevo modelo prestacional del transporte público de pasajeros para el 1 de febrero venidero, motivó quejas entre los ediles de la oposición.

"Cuando votamos la adjudicación del servicio, el Ejecutivo tenía allanado el camino para refrendar el contrato con las empresas que ganaron la licitación y, partir de allí, contaba con 30 días para poner en funcionamiento el nuevo sistema", señaló el concejal Andrés De Leo.

El edil de Acción Radical añadió que "lo cierto es que los días fueron pasando y, más allá de que este mes podría haber arrancado la nueva prestación, no fue así.

"Ya enero está perdido y ojalá febrero sea el mes de puesta en marcha, aunque seguimos sin conocer las causas de una demora que es exclusiva responsabilidad del Ejecutivo", acotó.

En otro orden, De Leo agregó que "ni pública ni privadamente se conocen las razones por las que se extendió el plazo previsto en principio, pero muchos de los concejales estamos observando que este proceso viene muy demorado".

Asimismo, sostuvo que "el retraso afecta también por el tema de los recorridos, ya que todo cambio requiere una adaptación cultural que, para nosotros, ya tendría que estar realizándose".

Diana Larraburu, subsecretaria de Gobierno, agradeció la "muy buena voluntad de las empresas para llegar a un entendimiento con la comuna", al tiempo que destacó que los representantes de las compañías Micro Sur, General José de San Martín y Ramón Estomba, que abandonan la prestación, no expusieron reparos para continuar prestando servicios durante todo este mes.

Con referencia a la puesta en práctica del nuevo sistema de pago, la funcionaria reconoció que "se avanzó bastante en la conformación de un modelo de sociedad de economía mixta, que será elevado para la consideración del Concejo Deliberante".

De Leo se mostró partidario de la concreción de esta empresa mixta, "aunque habría que ver qué capital privado se va a requerir y en qué condiciones.

"La idea en sí tiene bastante aceptación entre los concejales, así como que se respete la continuidad laboral de la gente que está ligada a Tarjebus", acotó.

El edil aseguró que, hasta el momento, tampoco pudo acceder a la información que el Ejecutivo elaboró acerca de al conformación de la firma, ni a la propuesta conjunta elevada por las empresas Plaza SACI y Mayo SATA para implementar una tarjeta recargable de cobro por aproximación.

"Está claro que el hecho de que el nuevo sistema arranque sin un único sistema de pago representa otro inconveniente. Esta demora también carece de justificativo, porque el Ejecutivo dispuso de todo el 2008 para poder poner en marcha un sistema y no lo hizo.

"Todos sabíamos, desde hace muchos meses, que se utilizaría la tarjeta recargable como modo de pago, y en tal sentido hubiese sido preferible que este sistema ya estuviese instrumentado", subrayó.

Más allá de que la subsecretaria Larraburu adelantó que el municipio trataría de unificar criterios para establecer un único sistema de pago, durante la transición hasta que rija la tarjeta recargable, De Leo advirtió que, sin embargo, "seguirán existiendo varios sistemas de cobro".

"Esto no hará más que confundir a la gente, por lo que tampoco hay justificativo para que el Ejecutivo haya demorado la instrumentación de la modalidad de pago", concluyó.

Comentá la nota