Crítica situación en el sector hotelero de Jujuy

Con una ocupación que en general no supera el 20% y con reservas que disminuyeron notablemente en relación al año pasado, la situación hotelera en la ciudad de San Salvador de Jujuy es alarmante. El sombrío panorama no varía mucho en la Quebrada de Humahuaca, en cuanto a reservas y ocupación, pero se nota un mayor optimismo en los empresarios hoteleros de esa zona que confían en que se revierta la tendencia para alcanzar un 60% de ocupación durante la presente temporada.
"Da ganas de cerrar el hotel" dijo uno de los empresarios hoteleros de la Capital, al ser consultados por El Libertario.com. Además de la pronunciada baja de pasajeros, se le debe sumar la imposibilidad de realizar fiestas, por lo cual los salones de ese hotel deben permanecer inactivos durante 10 días.

"De cinco grupos turísticos que habían reservado habitaciones para el mes de julio, sólo dos mantienen la reserva para la tercera semana de este mes", señaló el ejecutivo de la empresa.

En un hotel céntrico todas las reservas se mantienen en pie. "Trabajamos con pasajeros habituales, viajantes y trabajadores que de lunes a viernes desarrollan su actividad en nuestra ciudad". En este establecimiento "la ocupación también es muy inferior a la registrada en igual período del año pasado", señalaron.

Otro establecimiento informó que mantienen una reserva a partir del 19 de julio y "muy poca gente, sin reservas, está preguntando en la recepción del hotel". En relación al año pasado "la ocupación y las reservas disminuyeron en un 70% comparado al mismo mes de 2008". De todas formas confían que en el mes de agosto se pueda salvar la temporada. "Algunos no cancelaron las reservas, pero corrieron la fecha para la tercera o cuarta semana de julio", afirmaron.

En la Quebrada de Humahuaca la situación es parecida pero las perspectivas son un poco más alentadoras en la mayoría de los establecimientos hoteleros. Algunos conservan el cien por ciento de las reservas que fueron pagadas en un 50%.

Si se compara con el año pasado, la ocupación actual sólo llega al 20 ó 30 por ciento. Lo que alienta al sector en la Quebrada, es la llegada de turistas individuales, sobre todo europeos, que preguntan y ocupan habitaciones.

En general, la ocupación hotelera de los tres últimos meses fue inferior a la registrada en iguales meses de 2008, revelaron a El Libertario.com los hoteleros entrevistados.

Las consultas sobre la hora que están recibiendo muchos de los hoteles y hosterías de la zona son la base que sostiene la estimación optimista de que se pueda llegar a una ocupación del 60% por ciento, número que podría mejorar en el mes de agosto.

Comentá la nota