Crítica situación en los Hospitales de la provincia

A partir de denuncias sobre la crítica situación que atraviesan hoy los hospitales de la provincia de Santa Cruz el diputado Jorge Cruz decidió solicitar a la Subsecretaría de Salud Pública el relevamiento de los recursos materiales y humanos existentes en los establecimientos sanitarios de la provincia.
El informe deberá contener en detalle los recursos con los que cuentan actualmente los hospitales para la prestación de servicios, tales como infraestructura, equipamientos, mobiliario, insumos, y personal humano: profesionales, técnicos y administrativos

El legislador manifestó "nuestra preocupación abarca específicamente las carencias relacionadas a la falta de equipamiento e insumos en diversos hospitales de la provincia, así como también la insuficiencia en cuanto a los recursos humanos necesarios, para citar ejemplos contundentes al respecto es de hacer notar la situación de conflictividad permanente suscitada en el Hospital de Puerto Deseado, situación que data de varios meses a esta parte y aún se encuentran escollos para su normal funcionamiento".

Los hospitales de la provincia están atravesando diferentes dificultades para garantizar su normal funcionamiento, tal es el caso del Hospital de la ciudad de Caleta Olivia en el cual existen problemas para realizar procedimientos médicos comunes como la práctica de endoscopías digestivas, teniendo que contratar servicios privados dentro de la localidad lo que muchas veces ocasiona trastornos para los pacientes. El personal del hospital ha denunciado la necesidad de aprovisionamiento de elementos para áreas quirúrgicas.

Otro caso es el del Hospital de Perito Moreno, el cual actualmente debe derivar a las pacientes en situación de parto hacia otras localidades, "lo cual es inadmisible en la época en la que vivimos expresando una falta de planificación en lo que hace al funcionamiento de los establecimientos de salud en pleno siglo XXI" señaló Cruz.

El Hospital de San Julián, ha presentado recurrentes problemas en la cobertura de distintas especialidades médicas, particularmente con el anestesista, solo hay un profesional especialista y cuando éste se enferma o toma licencia el centro asistencial queda sin servicio de anestesiología. A raíz de esta situación se deriva a los pacientes para cirugías al Hospital de Cmte. Luis Piedrabuena. Además se ha denunciado que no hay médico neonatólogo, ni Pediatría y faltan enfermeras. En este hospital se instaló un mamógrafo, pero el diagnóstico por Imágenes se hace en Pto. Santa Cruz, y hay siete odontólogos para dos consultorios. Con respecto a la gestión administrativa, se ha denunciado el atraso y la transferencia de los fondos destinados al pago de las cooperativas de mantenimiento limpieza y la seguridad.

El Hospital seccional Dr. Eduardo Canosa de Puerto Santa Cruz, carece de profesionales: traumatólogo, obstétrica, cirujano, cardiólogo, anestesista, médico, anatomopatólogo, médico generalista o clínico, fisioterapeuta, nutricionista, médico psiquiatra, asistente social y un terapista ocupacional. También estarían faltando elementos: equipamiento de mesa de anestesia, Arco en c, camillas 1 fluoroscópica y 1 electrónica con control remoto, detector portátil de latidos fetales – colposcopia, ecógrafo c/doppler, módulos para esterilización de 2 autoclave FAETA A y B, microscopio, centrífuga, contador hematológico, aparato de ION selectivo, cabina para audiometría, vehículo para atención de pacientes en zona rural, utilitario y zepellin.

El Hospital Regional de Río Gallegos aún no resuelve la totalidad de los problemas de atención en Salud de acuerdo a su nivel de complejidad. En el área de radiodiagnóstico faltan profesionales, razón por la cual se deben regular los turnos para realizar estudios de alta complejidad como Resonancia Magnética Nuclear y Tomografía Axial Computada, estas carencias deterioran el normal funcionamiento de la institución.

Según el diputado Cruz "las quejas y reclamos de nuestros conciudadanos que demandan los servicios de salud pública son permanentes durante los últimos años, con lo cual dista mucho de la realidad la premisa que desde el Gobierno se difunde, cuando afirma que la "salud es prioridad de Gobierno", como debería reflejarse en los hechos y en la gestión cotidiana en la prestación de servicios esenciales del Estado. No obstante, como lo hemos señalado en otras oportunidades, las partidas presupuestarias destinadas a Salud, además de Educación y Seguridad, vienen siendo sistemáticamente subejecutadas año tras año y reducidas en su participación porcentual del presupuesto provincial".

En cuanto a las cifras destinadas a Salud Pública y declaradas por el propio Ejecutivo Provincial a la Cámara de Diputados, -presupuesto del ejercicio 2008 - se desprende que del total de $ 179 millones previstos por ley de presupuesto provincial N° 3020, sólo se gastó en bienes y servicios de Salud Pública, la suma de $ 140 millones, es decir se cumplió con el 78 % de los fondos prometidos.

Para Bienes de consumo –material descartable, medicamentos, etc.- se presupuestó $ 28.057.066, y se terminó consumiendo solo $ 19.932.109 y en bienes de uso –instalaciones, mobiliario, instrumental quirúrgico, equipos de diagnóstico, etc-, se presupuestó la suma de $ 27.250.000, y sin embargo al final del año 2008 sólo se invirtió en este rubro la suma de $ 3.979.053.

"De ahí, de la fría objetividad de los números informados por el gobierno provincial se ve con claridad hasta qué punto la Salud Pública no es "prioridad de gobierno"" concluyó Cruz.

Comentá la nota