Es crítica la situación por la falta de agua en algunas localidades del interior

Baja presión en Palpalá, Perico y La Mendieta debido a la falta de lluvias y el aumento del consumo por los calores.
En varias poblaciones del interior jujeño, se están haciendo notar los efectos de la escasez de agua potable, producto de la falta de lluvias. En Palpalá, según informó la oficina local de la empresa Agua de los Andes, se registra una falta de agua y en barrios como Alto Palpalá y Carolina hay bajas de presión.

Los niveles de agua de las fuentes que surten a esta ciudad y a La Mendieta muestran una reducción preocupante, a lo que se suma una mayor demanda debido a las altas temperaturas registradas en las últimas semanas.

En Perico todavía no se llegó a la aplicación de cortes programados, pero la situación también es delicada a raíz de la baja del caudal de los diques Las Maderas y La Ciénaga, de donde se extrae el agua que abastece a los periqueños y a gran parte de la población del Departamento El Carmen y parte de San Antonio. En esta zona se ha pedido la colaboración de los usuarios para que consuman el líquido elemento en forma racional, a fin de evitar medidas drásticas.

En San Pedro, por otro lado, el caudal del río La Urbana evidencia niveles normales para la época y si descendió un poco por la falta de precipitaciones, aún está dentro de los niveles que se requieren para surtir a la población, según se indicó en la oficina de Agua de los Andes. Aquí tampoco se han implementado cortes pero existe preocupación por los grandes volúmenes de agua que utilizan los usuarios. Es que con la llegada de los intensos calores, los sampedreños se volcaron a utilizar piletines, lo cual subió el consumo y provocó baja presión en algunos barrios.

En Monterrico y Humahuaca, por el momento, la situación es normal y no se observa la falta de agua, según informaron las dependencias que prestan el servicio.

Comentá la nota