Crítica a los que siguen "quemando ataúdes"

La oposición interna del peronismo rionegrino salió a criticar la estrategia definida por las autoridades del partido después de las elecciones legislativas.
Afirmaron que "mientras algunos dirigentes declaman la unidad interna, en la práctica de todos los días se manejan en contra de este necesario objetivo", generando "repudio social" con ese doble discurso.

Molestos porque no fueron invitados al debate realizado el viernes 10 en Roca, los dirigentes del sector Azul cuestionaron la decisión de "salir a buscar aliados", entendiendo que se trata de una mera expresión de deseo "mientras en las puertas del poder oficial, partidos, sellos y aglomeraciones varias hacen fila para ofrecerse".

El documento fue firmado por el abogado Rodolfo Ponce de León y una decena de dirigentes, entre los que están los roquenses César Di Pascua, Manuel Vera, Carlos Tolosa, Alicia Salicioni, Rubén Ríos y Diana Garrafa (Bariloche), Nora Sosa (Cipolletti), Ana Huentelaf (Viedma), Leandro Martínez (Viedma), José Peletay (Cipolletti) y Antonio Jalil (Bariloche).

Los cuestionamientos también alcanzaron a los dirigentes que "salen a quemar un ataúd por semana en el Alto Valle", y a otros, "de pista municipal, que incurren en las peores prácticas, cuando se dejan sobornar por alguna cuadra de pavimento o alguna columna de alumbrado, para que con su silencio hipotequen el futuro del peronismo y de la provincia",

"Así no hay victoria posible. Así, el 31% que todavía obtenemos en contiendas electorales se transformará en un "techo" y no en una plataforma de lanzamiento de un peronismo victorioso", evaluaron. Por otra parte, dijeron que "mientras se reúnan a puertas cerradas estos personajes de la política no hay triunfo posible. Si ese es el panorama dirigencial es lógico que el pueblo no se acerque al peronismo". (Redacción Central)

Comentá la nota