Crítica irónica con los K, Clarín y La Nación duros, Infobae silencioso.

Los medios nacionales, a pesar del desconocimiento del proceso electoral local, aprovecharon los resultados para criticar o acomodarse con los K. Se evalúa que la mejor portada fue la del diario de Lanata. Clarín fue elocuente al calificar como dura la derrota. Infobae no dijo ni mú.
Néstor Kirchner abrió el año electoral con una vergonzosa derrota a manos de un magro gobernador del empobrecido norte argentino, Eduardo Brizuela del Moral, un ex “radical K” que la prensa nacional relacionó a Julio Cobos.

La derrota fue contundente. Así comienza su crónica del desatre electoral oficialista el diario Clarín, en tanto que en el comentario de Van der Kooy se dice que este es el precio que pagan los Kirchner por peleas y alianzas perimidas.

Joaquín Morales habla en La Nación de “La peor de las derrotas” y ejemplifica señalando que “Hay cosas peores para un político argentino que perder una elección. Una de ellas consiste en que personajes como Luis Barrionuevo y Ramón Saadi lo destraten, después de haber simulado ser sus aliados, antes de la propia elección. Las tres cosas le sucedieron a Néstor Kirchner en muy pocas horas: perdió en los comicios de Catamarca, tuvo a Barrionuevo y a Saadi como aliados y, encima, éstos se distanciaron de él no bien olfatearon que los aguardaba la derrota”.

El oficialista Pagina 12 con la chispa mojada, talvez por lo del domingo, la lluvia claro, utiliza el obvio “Paisaje de Catamarca” como título central y no hay columnas secundarias que hablen de la derrota kirchnerista.

Más elocuente aún es la actitud del portal INFOBAE, que antes de las 10 de la mañana de ayer lunes, cuando ya se habían contabilizado 670 lectores en el sitio no había ninguna mención en su portada para los comicios catamarqueños.

Su émulo en portadas transgresores, Crítica, de Jorge Lanata tuvo en cambio más ingenio y titulo “Catamarga” en extraña simbiosis entre el escenario y uno de los actores principales de la jornada electoral, Néstor Kirchner, quien pretendió desbalancear el resultado con una fuerte presencia suya y del gabinete en el terruño norteño, que no tuvo los resultados esperados.

Comentá la nota