El PJ critica la "falta de voluntad política" y propone crear una entidad multisectorial

Se queja porque sólo se usa el 25 por ciento del personal de Inspección para los controles. Proponen un "ente controlador de la nocturnidad, compuesto por Municipalidad, sindicatos afines, Cámara Empresaria, partidos políticos y dueños de boliches".
El Partido Justicialista anunció que durante todo el mes de octubre realizó junto a otros organismos tandilenses "un intenso debate sobre nocturnidad y alcoholismo, a propósito de la sanción en la Legislatura bonaerense de una nueva legislación sobre esta controvertida problemática, que afecta a los sectores juveniles de nuestra sociedad".

Participaron en ese marco concejales en función, electos, la Unión de Trabajadores del Turismo Hotelero y Gastronómico de la República Argentina, Sutcap, ediles con mandato cumplido, vecinos y padres de adolescentes.

Como principales conclusiones, señalaron en un documento que "el alcoholismo es dañino para la salud y riesgoso para la integridad física: la familia, escuela y el Estado municipal tienen que actuar para prevenirlo".

Las organizaciones coincidieron al señalar que se trata de "un fenómeno cultural creciente que se manifiesta en todas partes del mundo, la Argentina inclusive, con graves consecuencias".

"Adultos y jóvenes toman más de lo debido. El elevado consumo de alcohol en bares, bailes y fiestas, en numerosas ocasiones causa problemas de salud y, en algunas, la muerte. El alcoholismo es, además, una fuente de agresividad y de conductas imprudentes al volante" agregaron.

Al Estado le corresponden "las campañas públicas de educación y los sistemas de prevención en los lugares de reunión para evitar el consumo de alcohol o las consecuencias que puede tener en la vía pública".

Porque "existe una alta preocupación de los padres por la ausencia de lugares bailables para los menores y la venta de bebidas alcohólicas y energizantes en los boliches de la noche tandilense".

Y agregaron que el objetivo central es "el resguardo de la salud integral de la población combatiendo un flagelo como lo es el alcoholismo que irresponsablemente es alentado por inescrupulosos que lucran con su comercialización dañando el tejido social desde temprana edad".

Tras los encuentros, describieron que "el Estado municipal carece de una política sería en materia de seguridad ciudadana que se refleja en la falta de cumplimiento de la legislación provincial y municipal vigente sobre nocturnidad, venta de bebidas alcohólicas en comercios e ingreso de menores de 18 años a los boliches".

En tal sentido, remarcaron que "prueba de ello es que la Dirección de Inspección General destina sólo cuatro inspectores para verificar el cumplimiento de las ordenanzas que regulan la actividad nocturna de mayores y menores, a pesar de contar con una planta de aproximadamente dieciséis inspectores".

"No es una cuestión de falta de presupuesto ni de legislación, sino claramente de falta de voluntad política para encarar la protección y cuidado de los sectores juveniles de la sociedad tandilense", sentenciaron.

Solicitan varias medidas

Tras describir ese panorama, enumeraron una serie de acciones que se deberían desplegar desde el poder local. Primero, la creación de "un Ente Controlador de la nocturnidad, compuesto por Municipalidad, sindicatos afines a los distintos rubros, Cámara Empresaria, partidos políticos y representantes de los dueños de los boliches".

Segundo, que "el Municipio de Tandil tiene la responsabilidad de publicar y divulgar el registro de boliches, pub, bares y organizaciones de eventos que realicen actividad nocturna, detallando lugares de funcionamiento, nombre de responsables legales de los boliches y teléfonos".

Además, pretenden la "creación por parte del Municipio de un link en donde se puedan realizar las denuncias, sugerencias u otro aporte que se considere necesario, como así también la puesta en funcionamiento de un 0800 que cumpla las mismas funciones anteriormente mencionadas".

También solicitan que "el Municipio, junto con los empresarios, deberá disponer en un plazo de noventa días para la instalación de unos sistemas de cámaras abiertas que permitan el control y difusión por internet".

Por último, reiteraron que "el Municipio deberá agotar todas las instancias necesarias como principal y único responsable de control de policía que le otorga la ley".

Comentá la nota