Cristóbal López se habría quedado con Paraná Metal

El empresario ‘K’ habría concretado la adquisición a través de un grupo inversor.
El empresario kirchnerista Cristóbal López se habría quedado con la empresa Paraná Metal villense, adquisición que habría realizado a través de Inversores MyS Sociedad Anónima, que pertenece al grupo Indalo.

Según publica hoy el diario La Capital de Rosario, el acuerdo se conoció a anoche y contempla una auditoría de 180 días para certificar el estado patrimonial de la empresa.

El acuerdo se da luego de las negociaciones que el Ministerio de Trabajo mantuvo ayer con los trabajadores y por el que se resolvió que la empresa vuelve a funcionar desde mañana, a las 6, y se acordaron detalles sobre montos y plazos de cobro de la deuda que la empresa mantiene con los trabajadores.

Cristóbal López, un empresario al que se lo vincula con el ex presidente Néstor Kirchner, es propietario de varias compañías, la más conocida de las cuales es la de las casas de juegos, diseminadas por distintas provincias.

Entre estas, es accionista mayoritario del casino que se construye en Rosario, a 50 kilómetros de Villa Constitución.

Cuando esta mañana se le preguntó por esta información al titular del gremio metalúrgico de Villa Constitución, Alberto Piccinini, este aseguró desconocer la noticia.

En ese sentido, precisó que durante las negociaciones que se llevaron a cabo en las últimas semanas entre la UOM y la empresa “en ningún momento se hizo mención” a un posible nuevo propietario.

La empresa Paraná Metal, de capitales argentinos, cerró sus puertas el pasado 16 de diciembre, alegando problemas a causa de la crisis económica mundial, tras lo cual intervino el Ministerio de Trabajo de la Nación para evitar la pérdida de sus más de mil puestos laborales.

El fin de semana pasado, gremio y empresa firmaron un acuerdo por el cual se congelaron los salarios de los trabajadores, quienes serán suspendidos en forma rotativa, a cambio de evitar despidos, a la vez que el Estado aportará un subsidio.

Pero el conflicto se profundizó el lunes a causa de la demora de la empresa en pagar salarios adeudados, por lo que volvió a intervenir la cartera laboral.

De esta forma, en la tarde de ayer en la sede del Ministerio, Paraná Metal llegó a un acuerdo con los trabajadores por el que se resolvió el conflicto, y la planta comenzará a normalizarse a partir de mañana, con el ingreso de 150 operarios que iniciarán tareas de reacondicionamiento de la planta.

La reactivación de la producción está prevista para mediados del mes de febrero.

Además, se estableció que mañana todos los operarios cobrarán 1.500 pesos de la deuda salarial y el jueves de la próxima semana la firma abonará el total de los haberes correspondientes a fines de 2008.

Comentá la nota