Cristina le da vuelo a la megaobra Comahue-Cuyo

En San Rafael, la Presidenta firmó el contrato de concesión, operación y mantenimiento del tramo Mendoza-Neuquén. Estuvo el gobernador Gioja.

La presidenta, Cristina Fernández, dio ayer el puntapié inicial para la construcción del tramo Mendoza-Neuquén de la línea eléctrica Comahue-Cuyo, una obra de gran envergadura para Cuyo que también beneficiará a San Juan.

En San Rafael, en el sur de Mendoza, Fernández de Kircher, encabezó la firma del contrato de concesión, operación y mantenimiento de la línea de alta tensión Comahue-Cuyo, junto a los tres gobernadores vinculados al proyecto nacional: El local, Celso Jaque; el sanjuanino, José Luis Gioja y el neuquino, Jorge Sapag. Además la mandataria dejó inaugurada -a través de una teleconferencia con el gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera- la construcción de la línea de transmisión de 500kW entre Recreo en la provincia de Catamarca y la provincia de La Rioja -para cerrar el anillo del NEA y el NOA- y un transformador de energía eléctrica.

Con la mega obra Comahue-Cuyo, la región oeste que abarca las provincias de Neuquén, Mendoza y San Juan, tendrá una doble alimentación en 500kW desde el Sistema Interconectado Nacional, con lo cual aumenta su oferta de energía y la seguridad del suministro. Este tramo de la obra -el de San Juan-Mendoza ya fue concluido-, demandará una inversión de 2.344 millones de pesos y tiene un plazo de concreción de 30 meses. Consistirá en una línea de transporte de energía eléctrica de aproximadamente de 700 kilómetros, compuesta por dos tramos parciales que vincularan las estaciones transformadoras de Barriales -en el departamento de Junín, Mendoza- con la nueva estación transformadora Los Reyunos en San Rafael y a su vez, ésta con la estación transformadora Agua del Cajón en la zona del Comahue, Neuquén.

Durante su visita a San Rafael, la Presidenta le puso condimento política a su viaje al rescatar lo que definió como "el modelo de transformación que privilegia la producción y el trabajo".

Cristina ironizó contra quienes profetizaron el colapso energético cuando repuntó el crecimiento en 2003. Destacó las obras en generación, líneas de alta tensión y gasoductos (entre ellos el que une ya los yacimientos de Neuquén-Mendoza-San Juan).

Cristina, luego, rescataría la gestión del gobierno Kirchner a favor de "más de 2 millones de ciudadanos ahora jubilados, las 12 actualizaciones de las jubilaciones, los 5 años de crecimiento productivo, los 4 millones de puestos de trabajo creados en este tiempo, los 71.000 millones de exportaciones del año pasado como récord histórico para el país, el superávit fiscal y el 5to puesto entre los países con mayor ingreso de inversiones productivas entre 2007 y 2008", según puntualizó.

Volvió a rescatar la concepción de "un Estado presente", se ufanó de "hetrerodoxia" y "practicidad ante la crisis mundial". Destacó la nueva línea de créditos para viviendas de clase media del Banco Hipotecario y a la hora de volver sobre los fondos de las AFJP, Cristina justificó el uso de los fondos estatizados. Señaló que "antes las administradoras tenían autorizada la inversión de esos fondos en viviendas hasta un 40 % y nunca llegaron ni al 1 %. Nosotros, en este corto tiempo ya estamos llegando al 5 %", explicó.

Comentá la nota