Cristina vendrá el próximo miércoles

La primera visita de Cristina Fernández a Rosario deberá esperar. Al menos hasta el miércoles próximo, ya que el desembarco que estaba planificado ayer debió suspenderse por las malas condiciones metereológicas. La confirmación de la suspensión del arribo presidencial se demoró, ya que según funcionarios de Protocolo, CFK tenía intenciones de recorrer la ciudad y las obras tanto en el Parque España como las encaradas en Villa La Lata en el marco del programa Rosario Hábitat.
La Presidenta tenía previsto arribar a las 12.30 al aeropuerto de Fisherton. Para ello, una hora antes debía partir desde Olivos. Todo marchaba de acuerdo a lo planificado ya que la reunión que mantuvo Cristina con los gobernadores de Misiones y Entre Ríos, con quienes firmó acuerdos de financiamiento, concluyó cerca del mediodía.

Pero a esa hora el Servicio Metereológico Nacional ya había lanzado un alerta cuya zona de cobertura incluía a Capital Federal, el norte del conurbano y el sur de Santa Fe. La lluvia empezó a caer con intensidad y las ráfagas de viento eran más que fuertes en Villa Corrientes, lo que obligó a las decenas de militantes que ya se habían movilizado a buscar algún resguardo. A las 12.30 personal de Presidencia de la Nación se comunicó con la Municipalidad de Rosario para transmitir la intención de Cristina de viajar a la ciudad, aunque sujetaron esa opción al mejoramiento del clima.

Pasadas las 13.30 personal de Protocolo del Ejecutivo nacional comunicó a funcionarios de la Municipalidad que CFK suspendió el viaje que se reprogramó para el próximo miércoles 25 con los mismos horarios. El líder del Movimiento Independientes de Jubilados y Desocupados (MIJD), Raúl Castells, anticipó que realizará una protesta con dos mil seguidores en contra de la visita de la Presidenta. "Estaremos en barrio La Lata para que se firme el convenio que efectivice lo que ya prometió cuatro veces y aún no cumplió", dijo Castells.

Comentá la nota