Cristina también trató de "traidores" a los que se fueron de las filas K

Cristina también trató de
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo ayer, durante un acto en Rosario, sentir "orgullo" de pertenecer al Frente para la Victoria luego de la deserción de varios legisladores santafesinos a la bancada oficial, y sostuvo que en todos los partidos políticos hubo dirigentes que "traicionaron".
La jefa del Estado encabezó ayer en Rosario un acto junto con el gobernador Hermes Binner, el intendente Miguel Lifschitz, los ministros Florencio Randazzo (Interior) y Julio De Vido (Planificación) y el jefe de la bancada de Diputados del FPV, el rosarino Agustín Rossi.

Santa Fe es actualmente una provincia políticamente esquiva para el kirchnerismo —especialmente por el conflicto con el campo— y en la última semana un grupo de legisladores peronistas (encabezados por el senador Carlos Reutemann y el diputado Jorge Obeid) decidieron alejarse de las filas del oficialismo en el Congreso.

Terreno hostil. Luego de este episodio y aprovechando su paso por territorio santafesino, la presidenta afirmó: "Con nuestros errores y aciertos, me enorgullezco de pertenecer a un proyecto político que tomó la conducción de este país en el 2003 y que jamás mandó al Congreso una ley para sacarle un derecho o una garantía a cualquier ciudadano argentino".

La presidenta sostuvo que "nos pasó a todos, de un partido y de otro, que traicionaron nuestros ideales y propuestas (porque) cuando llegaron al gobierno hicieron lo contrario" y destacó su "convicción y coherencia" que la llevó cuando era legisladora "a disentir" con su propio partido porque la política que "se llevaba a cabo era de hambre, de miseria y de entrega".

Fernández de Kirchner también defendió el actual modelo económico y social y subrayó que "nunca creí en las sociedades duales en las que un puñado de personas posee todos los beneficios; creo profundamente en la redistribución del ingreso".

Todos unidos. "Necesitamos hoy más que nunca estar unidos con la convicción de este modelo que no es de un partido o de un sector social, porque es de todos los argentinos y para todos los argentinos", agregó.

La jefa del Estado dijo que había que "sostener el mercado interno para hacer frente al vendaval" de la crisis económica internacional y sostuvo que las medidas que está adoptando su gobierno en ese sentido "son para parar las macanas que hicieron los de afuera".

Previamente y con un discurso estrictamente protocolar, el gobernador Binner dio la bienvenida e invitó a la presidenta para el acto central del Día de la Bandera el 20 de junio próximo. "Será un orgullo tener su presencia", remarcó el mandatario socialista, que recibió varias silbatinas de los militantes justicialistas que se acercaron al acto para saludar a Cristina.

La presidenta afirmó sentirse orgullosa de formar parte del Frente para la Victoria

Lo dijo en una provincia donde cinco legisladores abandonaron el oficialismo

Comentá la nota