Cristina sumó a Duhalde y Pinedo al menú de críticas

Cristina sumó a Duhalde y Pinedo al menú de críticas
La reacción es automática. Cristina Fernández se posa frente a los micrófonos y enciende la maquinaria de reproches y acusaciones contra los medios de comunicación y algunos de sus adversarios políticos. La escena ocurrió nuevamente ayer, cuando la jefa de Estado ofreció un discurso ante un centenar de beneficiaros del Plan Argentina Trabaja. A esa misma hora, comenzaba una protesta de organizaciones sociales en todo el país para denunciar irregularidades en ese mismo programa, que dirige la cuñada presidencial, Alicia Kirchner.
La jefa de Estado inició su ronda de críticas a los economistas y dirigentes que se oponen a la implementación del Fondo del Bicentenario. "Son los mismos que en la década del noventa llamaban ‘gasto fiscal’ a las inversiones en gasto social, educación, jubilados y en obras de infraestructura".

Las referencias al pasado se mantuvieron como una constante en todo el discurso. También habló de la historia reciente, y hasta se ocupó de castigar con dureza –aunque sin mencionarlo– al hombre que garantizó que su marido llegara a la primera magistratura. De Eduardo Duhalde dijo: "Con un magnífico envoltorio mediático con mucha cinta escrita con papel de diario les vendieron a los argentinos, y los argentinos compraron el invento aquel de 2001. Casi nos vamos al tacho". La acusación incluyó a los medios de comunicación más poderosos. Afirmó que no se "hicieron cargo de las cosas que habían dicho, y de las que no había dicho acerca de ese gobierno que empezaba en 2001". No recordó Fernández de Kirchner la alianza estratégica que su marido estableció con esos mismos medios de comunicación, al punto de haberles concedido en 2005 una prórroga de sus licencias de radiodifusión y autorizado, en las horas finales de su gobierno, la fusión entre Cablevisión y Multicanal.

Además de Duhalde, también recibió un golpe el diputado Federico Pinedo, jefe de la bancada del PRO y uno de los impulsores de las medidas cautelares que causaron el fracaso, en la Justicia, de los últimos decretos de necesidad y urgencia. "Cada vez que la Argentina podía surgir como un país de producción, de exportación, de valor agregado de desendeudamiento, es ahí cuando aparecen nuevamente los mismos de siempre, algunos hasta tienen el mismo apellido que sus antecesores, como ese que tiene el nombre de aquel ministro de la Década Infame". Pinedo recogió el guante y le devolvió la gentileza, señalando que la Presidenta "confundió el patrimonio del Gobierno con el patrimonio de todos los argentinos".

Comentá la nota