Cristina sigue inaugurando y haciendo campaña

Cristina sigue inaugurando y haciendo campaña
Encabezó la apertura de una fábrica de galletitas, junto al gobernador Zamora y Débora Giorgi, pero en el discurso no puso evitar referirse al tema que enloquece al kirhnerismo: la candente pulseada bonaerense.
La presidenta Cristina Fernández criticó hoy al postulante de Unión PRO Francisco De Narváez por decir "exactamente lo contrario a lo que había dicho la semana anterior" en "temas absolutamente estratégicos", según interpretó de las declaraciones del candidato sobre las privatizaciones y el papel del Estado. La mandataria continuó entonces con la seguidilla de actos e inauguraciones que, como ya quedó claro, están específicamente prohibidos por la ley una semana antes de las elecciones para que no "induzcan al voto".

Sin embargo, en su acto en Santiago del Estero, la presidenta aludió directamente así a las opiniones de De Narváez, quien primero se manifestó en contra de la estatización de Aerolíneas Argentinas y ayer opinó que "YPF, Edenor, Edesur y Metrogas deberían ser estatales".

Fernández de Kirchner recordó que "la semana pasada se nos acusaba de estatizadores" y ahora De Narváez anda "diciendo exactamente lo contrario a lo que había dicho la semana anterior en temas tan importantes como puede ser los energéticos". "Es muy difícil dialogar cuando las ideas cambian en un lapso de siete días y en temas absolutamente estratégicos", agregó la presidenta.

De Narváez había coincidido con su aliado y jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, al criticar la estatización de Aerolíneas Argentinas pero dio un giro al expresarse a favor del control estatal de las empresas energéticas. El cambio generó un debate interno en PRO, donde hoy la candidata a diputada Gabriela Michetti consideró que fue "un error" aludir a las privatizaciones en la campaña y De Narváez reconoció que la fuerza todavía debe darse "un debate interno" para acordar posturas.

La Presidenta no dejó pasar la ocasión para volver a meterse en la campaña. En ese sentido, Fernández de Kirchner consideró que "la oposición tiene responsabilidad de ser coherente" y opinó que los cambios de posturas "restan total seriedad a cualquier discusión o debate". En Santiago del Estero, la presidenta encabezó la inauguración de una fábrica de galletitas junto a la ministra de la Producción, Débora Giorgi.

El acto se demoró 90 minutos, pues a la hora en que debían llegar al aeropuerto vicecomodoro Ángel Aragonés, recién estaban despegando en el Tango 01 del aeroparque Jorge Newbery. En el recorrido desde el aeropuerto hacia el Parque Industrial La Isla, el vehículo utilitario que llevaba a la jefa de Estado transitó por el frente de la estación de ómnibus, que fue inaugurada a fines del noviembre del año pasado.

La presencia de público en las calles no fue masiva como en anteriores ocasiones. La baja temperatura y la larga espera hicieron desertar a muchos concurrentes. La fábrica que se inauguró esta noche es la primera de sus características en el noroeste.

Procesará trigo proveniente de Santa Fe y le agregará valor nutricional a sus galletas, que en una primera etapa estarán destinadas a los alumnos de los comedores escolares. En el predio, ubicado en el Parque Industrial La Isla, se instaló una carpa para capacidad para unas 50 personas, donde se realizó la ceremonia formal de habilitación y se exhibieron videos producidos por la empresa Nutri Santiago y el gobierno provincial.

Comentá la nota