CRISTINA REQUEJO Y EL PROYECTO DE LOS “EXTRAÑOS” “Las expresiones fascistas hay que eliminarlas de raíz”

El fondo y la forma: la concejala del Frente Pampeano le recordó a Vignatti que él también tiene problemas judiciales, y pidió que respete para los demás “el mismo principio de inocencia que le permite estar sentado en la banca”. También dijo que es importante no sólo el fondo de la cuestión, sino las formas que se utilizan.

La concejala del Frente Pampeano, Cristina Requejo, insistió ayer, de manera rotunda, en su oposición al curioso proyecto que presentó el bloque justicialista para pedirle informes al intendente Francisco Torroba sobre la presencia de “extraños sospechosos” en la ciudad. “Estas expresiones autoritarias y fascistas hay que eliminarlas de raíz”, aseveró Requejo en diálogo con el programa radial “Plan B”.

El jueves, el cuerpo legislativo municipal rechazó la idea del concejal tiernista Oscar Vignatti, quien atribuía tácitamente un asalto a mano armada que se produjo en Santa Rosa a personas “extrañas” a la ciudad que llegaron para visitar a detenidas en la Cárcel de Mujeres por el Día de la Madre.

Requejo explicó: “Son varias cosas que provocaron el rechazo por parte del bloque de concejales. En principio, si vamos a la parte resolutiva de la presentación, planteaba una especie de triangulación: decirle al intendente (Francisco Torroba) que lo llamara al jefe de Policía (Ricardo Baudaux) y le preguntara de qué manera están previniendo que la llegada de extraños a la ciudad no implique que se acreciente la delincuencia en la ciudad. Nos parecía que ya el intendente ha dado suficientes muestras de que le preocupa el tema, apenas asumió se reunió con el jefe policial, con el ministro. La persecución del delito es una materia absolutamente de la Policía, no de la Municipalidad. La Municipalidad no tiene policía persecutoria, sólo puede y debe hacer tareas de prevención”.

“Por otro lado -añadió- lo que realmente nos molestó y nos rebeló fue la manera en que se fundamentó el pedido, haciendo una apología en contrario de las personas que llegan a visitar a sus familiares, más allá de dónde los tengan. No se puede a cada persona que entra colocarle un chip para saber dónde anda. Es un acto de discriminación, una xenofobia intolerable, más cuando se tilda a esas personas de que por el sólo hecho de visitar a un detenido siguen el mismo destino o tienen la misma condición de la persona encarcelada”.

Delincuente profesional

Requejo apuntó que “según el concejal Vignatti, que es autor del proyecto, deduce esto de la conversación que tuvo con las personas que fueron asaltadas, y con las cuales nos solidarizamos totalmente. Pero los concejales le erraron en la forma de ver de qué manera se pueden evitar estas cosas”.

“Incluso dicen que se trata del perfil clásico de un delincuente profesional; son todas elucubraciones... Si mañana se pudiera probar que el asaltante es una persona que efectivamente visitó a alguien en la cárcel, eso no se puede prejuzgar ahora”, diferenció.

La edil del FrePam insistió: “Por un lado, el bloque justicialista hizo una defensa muy firme de que iban por la seguridad y como el valor principal, el fondo de ese proyecto, no importaba la forma. Lo que le aclaramos es que la forma sí importa, porque la forma de llevar adelante las cosas, eso provocó todo lo que provocó. Para nosotros sí es importante la forma. Vignatti, por no respetar las formas junto con el resto del gabinete y el ex intendente (Juan Carlos Tierno), está enfrentando un juicio. Y por otro lado larga sospechas sobre gente mientras rige el mismo principio de inocencia que le permite a él estar sentado en una banca. Entonces mucho no se entiende”, completó.

Apuntó además que “es preocupante el sólo hecho de que alguien lo piense... Es un doble trabajo mental y de razonamiento al que nos están obligando, porque cuando las ideologías se comparten en el sentido del irrestricto derecho del ser humano y del ciudadano y todo lo demás, cuando dentro del cuerpo no hay personas que con sus matices piensen en eso... Cuando está la base es más fácil llevar adelante la tarea, pero cuando se tiene que estar corrigiendo permanentemente y cortando de raíz estas expresiones, porque si esto no se cortaba de raíz ayer, esto iba a seguir. A mí que me disculpen, si alguien se quiere enojar que se enoje, pero yo creo que estas manifestaciones de tipo autoritario y de neto corte fascista hay que eliminarlas de raíz”.

Comentá la nota