Cristina repitió los reclamos por el empleo y pidió

Cristina repitió los reclamos por el empleo y pidió

"La defensa del empleo es el gran objetivo", dijo, a tono con Néstor Kirchner.

La presidenta Cristina Fernández pidió "comprensión" a los actores económicos "para poder seguir manteniendo el nivel de actividad y defender el empleo". En su discurso desde el quincho de Olivos y al presentar el boleto electrónico para el transporte (más información en la pág. 37), Cristina realizó la misma exhortación que hizo un día antes su esposo, el ex presidente Kirchner, quien había reclamado a los empresarios "que no toquen un solo empleo" y a los sindicalistas que "tengan responsabilidad" para evitar despidos. "La defensa del empleo es el gran objetivo de los todos los argentinos, todos vimos una Argentina donde había desempleados; y había algunos que eran muy ricos, cada vez más ricos y eso terminó implosionando". El telón de fondo de los dichos del matrimonio presidencial es el de la crisis internacional que impacta con fuerza en los Estados Unidos y Europa. Como en los países centrales y en Brasil, el gobierno argentino lanzó una serie de iniciativas para impedir que la economía entre en recesión. Se destaca la inversión en obra pública que según dicen en la Casa Rosada debería servir para impulsar la actividad. Para mayor preocupación del oficialismo, la debacle mundial con la caída de precios de los productos primarios que trae aparejada, se produce en un año electoral y en circunstancias en que aparecen inconciliables las posturas del Gobierno y de la Comisión de Enlace de las entidades agropecuarias. Este contexto y la persistente sequía permitió a la Presidenta explicitar las dificultades que atraviesa su administración y las provincias: "hemos eliminado -aclaró- la famosa tablita de Machinea que le ha significado al Estado una merma de 2.700 millones de pesos en los ingresos. Hicimos una reducción importante de retenciones al maíz y al trigo, que ha significado 700 millones de pesos menos de recaudación", apuntó. Y completó el cuadro de dificultades fiscales que sobrevendrán "por la sequía" ya que "dejaremos de percibir miles de millones de pesos y otro tanto les pasará a las provincias y los municipios". Debido a estos inconvenientes, la Presidenta señaló que "todos debemos tener en cuenta al conjunto de la economía y cuáles son los sectores que el Estado debe subsidiar para seguir manteniendo la actividad y el crecimiento y el empleo, una cuestión clave para que haya sustentabilidad social". Al finalizar el acto de ayer en Olivos el jefe de la CGT, Hugo Moyano -quien viajará con Cristina a Madrid- se alineó en sus declaraciones con el discurso oficial. Afirmó que los gremios "siempre hemos tenido prudencia y el ejemplo son las paritarias que tuvimos en los últimos años", dijo. Asimismo Moyano, en sintonía con los Kirchner, solicitó a los empresarios "evitar la especulación", al tiempo que se pronunció a favor del "cuidado del empleo". El jefe de la CGT admitió también que "se ha caído la actividad, esto es una realidad. Lo que está ocurriendo -ilustró- por lo menos en el transporte es que están suspendiendo el personal eventual, o sea, no se los convoca. Esto muestra que ha caído un poco la actividad", reconoció.

Comentá la nota