CRISTINA REIVINDICA ROL DE LA EDUCACION PUBLICA

Buenos Aires, 27 de octubre (Télam).- La presidenta Cristina

Fernández de Kirchner reivindicó hoy el rol de la educación

pública como espacio igualador y remarcó su importancia en el

marco de los procesos democráticos.

La Presidenta se refirió así al centro clandestino de

detención que funcionó durante la dictadura militar y que visitó en el día de hoy tras el acto donde se inauguró el edificio de la escuela de educación media número 14.

En este marco, la Presidenta dijo que a pocos días de

cumplirse los 25 años del retorno de la democracia "cuando pudimos volver a votar después de una dictadura feroz, quiero reivindicar la escuela como espacio igualador, que permite movilidad social,

donde los argentinos aprendemos historia y a pensar y discutir libremente". "Reinvindico ese rol, el de educación de ideas, que forma ciudadanos que debaten y reivindicar el poder hacerlo en democracia, que no es sólo ir a votar cada dos años, sino escuchar al otro, respetar a los más vulnerables, tender la mano solidaria, que es la enseñanza más importante del espacio público", dijo. Y agregó: "ese espacio tan denostado por el pensamiento

neoliberal. Me acuerdo que en un momento se pensó en escuelas charter, escuelas privadas porque lo público era mala palabra, donde el Estado era sinónimo de ineficiencia". "El Estado es el nivelador social y el defensor de las

libertades públicas y los derechos humanos", sostuvo.

Destacó que "tenemos que aprender a discutir, hacerlo en

democracia, saber que la educación es permanente".. "Se requieren no sólo buenos gobiernos, sino buenas sociedades

y la escuela debe ser entonces ese lugar de segundo aprendizaje. El primero es la familia, la casa, la primera educación", señaló. "Tenemos que tener cabezas abiertas, conocimiento y mucha

información. Es el mejor homenaje que le podemos hacer a la

democracia argentina", enfatizó.

Insistió en que "todo ayuda a formar ciudadanos, todo ayuda a que nosotros, los argentinos, podamos tener esa mejor educación y formación en la cual nos dé un nivel de igualdad y, fundamentalmente, de conocimiento ante la toma de decisiones. Porque todos tienen que decidir, no crean que solo decide una presidente, un gobernador o un intendente". "La comunidad educativa por eso no puede solamente ser un

recitado para discursos de ocasión; la comunidad educativa es la familia, la primera gran escuela, el primer gran ejemplo", recalcó la presidenta.

Concluyó explicando que "por eso hemos destinado tanto a las escuelas, al financiamiento educativo, a ayudar a aquellas provincias más vulnerables, porque también tenemos en el país desigualdad geográfica y, entonces, la educación que tiene la suerte de tener un pibe en la Ciudad de Buenos Aires, no es la misma por allí que tiene el ciudadano allá en Jujuy, en medio de La Puna". Estuvieron presentes en el acto los ministros de Educación, Juan Carlos Tedesco; de Interior, Florencio Randazzo; y de

Planificación Federal, Julio De Vido; el gobernador bonaerense, Daniel Scioli; el ministro de Educación provincial, Mario Oporto; y el intendente de Morón, Martín Sabatella. Tras el acto, la Presidenta se dirigió a la Mansión Seré, uno de los centros clandestinos de detención de la dictadura militar donde actualmente funciona la Casa de la Memoria y la Vida, sede de la dirección de Derechos Humanos de Morón. (Télam).-

Comentá la nota