Cristina y Redrado podrían dinamitar el valor de la oferta del canje

Sin los pagos atrasados del cupón PBI, la caída de los títulos y la suba del riesgo país, la propuesta es menos atractiva. Se enrarece aún más el panorama financiero si el país no puede acceder a los u$s 6.500 millones del Fondo para pagar deuda
La guerra desatada entre el Gobierno y Martín Redrado puede complicar el canje de deuda. La caída de los títulos públicos, la disparada del riesgo país, y los comentarios negativos por parte de los grandes fondos del exterior, intranquilizan a los bonistas. La oferta estaba valuada en alrededor de u$s 50 por cada 100 adeudados, pero trascendió que Néstor Kirchner le bajó el pulgar a la idea de convalidar los pagos atrasados del cupón PBI. Así, la propuesta argentina cae unos u$s 6 aproximadamente. Pero el temor del mercado es que la baja que experimentaron los bonos en los últimos tres días de la semana pasada, continúe y termine dinamitando el valor de la oferta. Sucede que el Gobierno entregará bonos Discount en dólares, que cotizan en la plaza y cuyo precio puede verse perjudicado por el enfrentamiento CFK-Redrado. De hecho, en los tres días que lleva la pelea cayó 7%. El impacto está siendo ponderando por los técnicos del equipo económico, también asombrados por los ribetes de esta pelea.

Más intranquilidad aún despierta el hecho de que los famosos u$s 6.500 millones para crear el Fondo del Bicentenario y repagar deuda sea finalmente sepultado. No hay riesgos de default pero ahora desaparece la "garantía" de cobrar las acreencias que generaba ese fondo. "El Gobierno tendrá que elegir entre salir al mercado a subsanar el bache financiero o recortar bruscamente el gasto. De hecho, el Fondo tenía esa idea: pagar deuda sin tener que bajar el ritmo de gasto en un año preelectoral", interpretaban en un banco extranjero. No será fácil salir al mercado de deuda con este nivel de tasas: los títulos en dólares rinden 13%, un costo "inaceptable" para el Gobierno K. El riesgo país, al cierre de la semana pasada, volvió a los 700 puntos básicos. Esto quiere decir que el rendimiento adicional que los inversores exigen para tener bonos argentinos en lugar de títulos del Tesoro estadounidense es de 7 puntos porcentuales, el máximo en tres semanas.

Según Delphos Investment, si el Estado no logra salir al mercado en los próximos meses, debería reflotar la idea de un canje por los Boden 2012. "Pensando en vencimientos netos del Tesoro, difíciles de refinanciar, los servicios por este título representan más de un cuarto de las cargas totales para el año. Con Fondo del Bicentenario, los servicios 2010 no existen. Sin Fondo, el Estado debería hacerse de algo menos de $ 30.000 millones", dice la consultora. Las opciones que llegado el caso tiene CFK son: hacerse de los stocks de la ANSeS, ampliar préstamos del Banco Nación, emitir en el mercado al menos un par de miles de millones de dólares y reducir el porcentaje de incremento del gasto público.

Jaime Valdivia, un gestor de fondos que administra u$s 1.000 millones para Emerging Sovereign Group de Nueva York, dijo que " invertir en la Argentina es mucho más riesgoso que en cualquier otra parte de la región. ¿Por qué no esperar hasta las próximas elecciones en el 2011? ¿Para qué lidiar con toda esta incertidumbre?". El especialista, que vendió toda su posición en bonos argentinos, tampoco ve tan fácil la reapertura a los holdouts. "Creo que el canje se va a dar pero es realmente engorroso. Es un problema con la credibilidad: compre activos argentinos a su propio riesgo. El Gobierno dijo que quería volver al mercado una vez que concluya con el canje. ¿Alguien piensa que eso los ayuda a volver al mercado? Claramente no". En relación al escándalo entre Redrado y CFK, Valdivia señaló que por estas cosas "la tendencia al alza para los activos argentinos es limitada". "Cosas como ésta son un recordatorio de que la situación con este Gobierno en particular es bastante problemática", afirmó.

Comentá la nota