Cristina reclamó por las demoras en los juicios a los represores.

Cristina reclamó por las demoras en los juicios a los represores.
Los retrasos, dijo, "hieren a la majestad de la Justicia y a la igualdad de todos".
Siguen con demoras que hieren". Con esa frase, la presidenta Cristina Fernández apuntó ayer a la Justicia por los retrasos en los juicios contra los represores de la dictadura.

Lo hizo desde un lugar clave, desde el punto de vista emotivo y político: fue en Espacio de la Memoria y Promoción de los Derechos Humanos, donde en la última dictadura funcionó la Escuela de Mecánica de Armada (ESMA), principal centro de tortura y exterminio durante aquellos años.

Estaba ahí, junto a ella, el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, quien llegó para inaugurar el centro de Difusión Internacional de los Derechos Humanos, el primero en el mundo auspiciado por ese organismo. Matsuura destacó la creación del archivo documental argentino sobre los Derechos Humanos.

En su discurso, Cristina fue punzante: "La Justicia todavía no ha sido honrada. Siguen aún con demoras que hieren a la majestad de la justicia y a la igualdad de todos los ciudadanos en el tratamiento de la ley". Luego fue directo a los jueces: "Con todo respeto a la división de los poderes, tenemos que reclamar una vez más que se haga justicia y se juzguen a los responsables de las atrocidades cometidas durante la última dictadura".

Su frase terminó con el efusivo aplauso de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, de familiares de desaparecidos, funcionarios y de los demás que estaban en el salón, unas 200 personas en total.

Desde fines de 2003, con la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, fueron procesados 533 represores. Pero sólo 36 de ellos recibieron condenas. El año pasado fue el que más se condenó: 28 del total. Entre ellos, están el ex gobernador tucumano Antonio Domingo Bussi y el ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército Luciano Benjamín Menéndez.

"Hay alrededor de 20 expedientes que fueron elevados a la Justicia y que este año podrían ir a juicio si la Justicia lo determina. Esperemos que sea un año de gran actividad", señaló a Clarín el subsecretario de Protección de los Derechos Humanos Luis Alén.

"Los medios de comunicación tienen la obligación de contribuir para que los argentinos sepamos dónde están los hijos de los detenidos desaparecidos", agregó la Presidenta. Luego se relajó por unos instantes, hasta que anunció que las Abuelas de Plaza de Mayo habían encontrado al nieto número 97 (ver página 9).

"La sensación es ambivalente, porque la distinción implica el reconocimiento de una tragedia, tal vez la más grande que vivió nuestro país y cuyas secuelas aún sufre la sociedad", concluyó Cristina.

Comentá la nota