Cristina recibiría mañana a Bergoglio

La cita, confirmada a Clarín por fuentes del Episcopado, la había pedido ayer la Iglesia.

Por: Marta Platía

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibirá mañana al cardenal Jorge Bergoglio en Olivos o la Casa Rosada. Será la primera reunión entre el titular de la Iglesia y la jefa del Ejecutivo tras años de relaciones complejas. El pedido de audiencia fue realizado anoche desde el Episcopado, solicitud a la que el Gobierno --a través de la Secretaría de Culto del Ministerio de Relaciones Exterirores-- accedió rápidamente. Así lo confirmaron a Clarín fuentes eclesiásticas.Bergolgio --reelecto presidente de la Conferencia Episcopal hace dos semanas-- y Cristina se vieron en diciembre tras la asunción de la presidenta, en un encuentro meramente formal. Esta reunión, para la que todavía no se fijó una hora, es un gesto de distensión en la tirante relación que mantienen el Gobierno y la Iglesia.

Sólo al inicio de su gestión el ex presidente Néstor Kirchner se encontró con Bergoglio.

La reunión --a la que podrían concurrir también los vicepresidentes de la Conferencia Episcopal-- llega una semana después de la invitación de los obispos a Cristina para que asista a la misa que se celebrará el 22 de diciembre en la Basílica de Luján para conmemorar los 30 años de la mediación papal que permitió evitar un conflicto armado con Chile.La posibilidad de una recomposición en las relaciones llega poco después un duro documento que difundieron los obispos hace 10 días en el que solicitaron al Gobierno "diálogo" y criticaron el "afán de dominio" y la "omnipotencia del poder". Dijeron que "lamentablemente no se ha podido erradicar un histórico clima de corrupción" y consideraron "indispensable procurar consensos" con el Gobierno, la oposición, sectores empresariales y gremiales.

La predisposición de la Iglesia al diálogo fue ratificada por monseñor Jorge Casaretto en una entrevista con Clarín, el domingo.La relación entre el Gobierno y la Iglesia tuvo altibajos desde la llegada de Cristina Kirchner a la presidencia. Tras años de distanciamiento durante la gestión de Néstor Kirchner, Cristina recibió a Bergloglio días después de asumir. En ese momento se especuló con la posibilidad de un acercamiento permanente. Pero esta idea duró poco. En mayo, un documento de la Iglesia consignó que había aumentado el número de pobres, a contramano de las estadísticas oficiales: la reacción oficial fue muy dura. La Iglesia tuvo también una posición cercana a la dirigencia rural durante el conflicto con el campo.

La decisión del Gobierno confirma la disposición de emprolijar las relaciones de cara a una año electoral. Por otra parte, el 5 de diciembre, Cristina viajará a Chile para reunirse con su par Michelle Bachelet en Monte Aymond (límite sur de Santa Cruz) para colocar la piedra fundamental de un documento a la Amistad y la Integración entre ambos países. Para ese acto, Benedicto XVI enviará al arzobispo de San Pablo, Odilio Scherer. En el mismo sentido también se especula con la posibilidad de que Cristina y Bachelet viajen en enero a Roma para una conmemoración de la famosa mediación del Papa Juan Pablo II en el conflicto del Canal de Beagle.

Comentá la nota