Cristina recibirá el lunes a Ricardo y podrían firmar la refinanciación

Tras una reunión a solas entre Ricardo Colombi y Néstor Kirchner, se confirmó que la presidenta Cristina Fernández hizo un lugar en su agenda para recibir el lunes al gobernador de Corrientes. La cita, coordinada por el propio Néstor Kirchner, podría darle marco a la firma de la refinanciación de la deuda.
Ricardo Colombi ordenó ayer a funcionarios de Obras Públicas que gestionen y concreten las obras asentadas en la Provincia que cuentan con financiamiento de la Nación. Dispuso por tanto la conformación de una comisión que partirá hoy a Buenos Aires para reunirse con autoridades del Ministerio de Planificación Federal.

Néstor vino a Corrientes y trajo plata, anuncios y promesas para el ahijado y el amigo. Visitó al primero, Camau Espínola, en el Municipio. Luego presidió un acto militante en el Sindicato de Luz y Fuerza y más tarde almorzó con empresarios y su amigo, el Gobernador, para quien reservó un apoyo explícito y un lugar en la agenda de su esposa, la Presidenta, que el lunes lo recibirá con la sugerencia de destrabar fondos e incluso firmar la refinanciación de los pasivos.

La cita fue confirmada. Pautada entre Ricardo y Néstor durante la reunión que ambos mantuvieron a solas por unos minutos en la siute del hotel Guaraní, que alojó al ex presidente.

Su alcance no fue confirmado, pero se cree que el tercer encuentro entre Colombi y Cristina Fernández en poco más de un mes servirá para oficializar una serie de acuerdos que podrían destrabar fondos para obras públicas e incluso la refinanciación de los pasivos que gestionó esta semana el propio gobernador y su ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres.

De hecho, a primera hora de la mañana, Ricardo reunió a su gabinete y luego lo hizo con todo el equipo de Obras Públicas.

Bajó línea y conformó un equipo que hoy mismo viajará a Buenos Aires para concretar reuniones tendientes a conseguir líneas de financiación para trabajos hoy paralizados y algunos otros que ya están proyectados.

Fue la cuota de mimo que el ex presidente Néstor Kirchner se reservó para Colombi. Abrirle cual albacea nacional las oficinas principales del poder y dedicarle públicamente la devoción de un amigo al que garantizó "un apoyo fortísimo de la Nación".

Fue lo que hizo Néstor ayer. En el marco de un almuerzo mantenido con empresarios y personalidades del medio en el Hotel Guaraní, el ex presidente recalcó que "el Gobierno Nacional dará un apoyo fortísimo a Ricardo Colombi, a quien considero un amigo desde hace mucho tiempo".

Fue cuando se supo que acordaron una cita con la Presidenta. Incluso hubo quienes dijeron que la charla entre Néstor y Ricardo alcanzó también para programar una visita de la jefa de Estado. No se sabe cuándo será, pero podría ser pronto.

Hay quienes dicen que podría participar de la inauguración de la Fiesta del Chamamé, incluida en el calendario del Bicentenario, pero nada fue confirmado.

Ya en público, ante los empresarios, intendentes y legisladores, Kirchner hizo llegar "la solidaridad de la Presidenta que va a estar trabajando aquí. Creo que se está generando un excelente marco en la provincia de Corrientes para que con fe puedan retornar fuertemente las inversiones".

Y refiriéndose específicamente al Gobernador, que ayer asistió a la firma de millonarios convenios para la ciudad, el ex presidente y diputado nacional aseguró que "queremos que le vaya bien al gobernador, que le vaya bien a Corrientes y a todos los argentinos".

Antes, al ingresar al Palacio Municipal, Kirchner sostuvo además que el intendente de Corrientes, "Camau" Espínola, "tiene nuestro apoyo absoluto, total e incondicional y el de la Presidenta".

Pero "lo importante es que le vaya bien a Corrientes y a todos los argentinos", afirmó el legislador del PJ, al ser consultado por la prensa respecto de su relación con el gobernador radical, Ricardo Colombi, a quien el Comité Nacional mira y mira con mayor recelo, pues está ratificando en los hechos que su compromiso con la provincia está por encima del enojo partidario. Y que hará lo que tenga que hacer, incluso con Kirchner, si es que esa es la llave para lograrlo.

Conciente de esa situación y de la repercusión de su visita, Kirchner no se ahorró en elogios. Recordó que "en su momento trabajamos muy bien, cuando era gobernador y seguramente será igual ahora con la Presidenta".

Finalmente, el ex mandatario destacó, en torno al flamante gobernador, que "somos amigos" y "nos tenemos mucho respeto".

La Dirección de Información Pública, no obstante, prefirió no ahondar en el asunto. Emitió sólo un comunicado en el que dejó constancia de que "pasado el mediodía el gobernador Ricardo Colombi compartió un almuerzo con el ex primer mandatario y actual diputado nacional Néstor Kirchner", del que además "participaron el intendente Carlos Mauricio Espínola, los secretarios de Obras y Gestión Pública de la Nación, José López y Abal Medina respectivamente, y los ministros secretario general de la Gobernación, Carlos Vignolo; de Obras y Servicios Públicos, Aníbal Godoy; y de Gobierno y Justicia, Gustavo Valdés, junto con medio centenar de empresarios locales".

De todos modos, reprodujo una frase de Kirchner que anticipa lo que seguramente terminará pasando el lunes. "Corrientes necesita salir de la postergación y el atraso y superar la presión que ejerce el endeudamiento que arrastra. Para ello se está trabajando con el Gobierno y con la Presidenta. Pero yo no me meto, soy sólo diputado nacional; pero estimo que todo va a legar a feliz termino y desde mi lugar voy a hacer todo lo necesario para ayudar a Corrientes, que tiene que tomar este momento como el de despegue".

Comentá la nota