Cristina recibió a Rossi y analizaron cómo rearmar la agenda legislativa

Cristina recibió a Rossi y analizaron cómo rearmar la agenda legislativa
El Gobierno no está seguro de mantener la fidelidad en su bloque. Y aplaza los debates.
La reunión se armó de urgencia, una vez que se suspendió el viaje de Cristina Kirchner a Honduras. Agustín Rossi había viajado horas antes a Santa Fe, pero regresó al ser convocado a la Quinta de Olivos. Allí, la Presidenta evaluó con el jefe del bloque oficialista de Diputados y el ministro del Interior, Florencio Randazzo, las posibilidades de retomar la iniciativa parlamentaria después del duro golpe electoral del domingo.

La intención de mostrar actividad quedará sujeta al reacomodamiento de la bancada oficialista. Antes de impulsar proyectos, el kirchnerismo buscará mensurar si mantiene fuerza parlamentaria como para aprobarlos. La próxima reunión de bloque -aún sin fecha a la vista- será el termómetro para medir el debilitado liderazgo de Rossi por su derrota en Santa Fe, y los probables reproches de los vencedores en sus provincias.

Del mismo modo que la vuelta a las sesiones, esa reunión de bloque quedaría para fin de mes o principios de agosto. Una forma de parar la pelota para elaborar el duelo y evitar que se acentúe la fuga hacia otros bloques. A las anunciadas deserciones de diputados cordobeses y entrerrianos -cercanos al espacio de Carlos Reutemann-, podría agregarse la périda de otra banca si la cordobesa Patricia Vaca Narvaja va a Comercio Interior, como indican algunas versiones. Su reemplazante sería Martín Aráoz, un peronista disidente.

"Hay que reagruparse, pero sin dejarle la iniciativa a la oposición", confiaron desde el oficialismo. Ayer, Sergio Massa envió a Diputados el Informe de avance sobre el Presupuesto de 2010. Fue un signo de que aún hay reflejos activos. Otra señal la dio el bloque de senadores: convocó ayer a la oposición para acordar la convocatoria a la primera sesión poselectoral el miércoles próximo. No tratarán temas conflictivos. La agenda contempla la designación de jueces.

Además del Presupuesto, que debe enviarse antes del 15 de septiembre, los plazos obligan a tratar el mes próximo la delegación de facultades legislativas al Poder Ejecutivo. Esa cuestión no generaría la resistencia de las otras iniciativas que intentaría impulsar el Gobierno antes del recambio de diciembre, cuando perderá la mayoría en ambas cámaras: la prórroga de la Emergencia Económica, el impuesto al cheque y la nueva Ley de Radiodifusión. Aún no se sabe si Cristina enviará la anunciada reforma a la Ley de Quiebras y la promoció de la producción de electrónicos en Tierra del Fuego. En comisión espera el debate sobre la baja de la edad de imputabilidad de los menores, interrumpido por la campaña y la indefinición de la postura del Ejecutivo.

Mientras, la oposición aprovecha para disputar la iniciativa. "Esperamos que la Presidenta recapacite y que el Parlamento se abra a un debate sincero", pidió Adrián Pérez, jefe del bloque de la Coalición Cívica. Ayer, antes de que asumiera el nuevo ministro de Salud, Juan Manzur, el Acuerdo Cívico pidió su interpelación y la declaración de emergencia sanitaria nacional, por la gripe A. "Exigimos que funcione el Congreso", exhortó el radical Oscar Aguad, uno de los ganadores del domingo. Por versiones de casos de Gripe A entre empleados del Congreso, trascendió que las autoridades analizan suspender las actividades hasta agosto.

Comentá la nota