Cristina recibe el jueves a Binner para escuchar su plan anticrisis

El gobernador Hermes Binner será recibido finalmente el jueves próximo por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien le presentará formalmente su plan de cinco puntos para enfrentar la caída de la actividad económica. Los puntos principales son la suspensión por seis meses de las retenciones a las exportaciones agropecuarias y la suspensión del IVA a 20 productos de la canasta básica.
En su primer contacto con la prensa al regreso de su gira por México, donde participó junto a empresarios de la maquinaria agrícola de una exposición internacional, el gobernador confirmó que la presidenta respondió positivamente al pedido de audiencia formulado a fines de enero. Cristina lo recibirá el jueves a las 20.30, al regreso de su viaje por España.

Aunque los últimos contactos personales entre la jefa de Estado y el mandatario provincial fueron ríspidos, la respuesta de la presidenta es en sí misma una pequeña señal de descompresión, en momentos en que el frenazo económico derivado de la sequía y de las prevenciones empresarias frente al impacto de la crisis financiera internacional intensifica su efecto en la economía provincial. También en la víspera del retorno de la protesta agropecuaria.

El pliego que Binner le presentará a Cristina, aunque más amplio, recoge en los hechos puntos sensibles de la agenda marcada por los distintos sectores que componen la cadena agroindustrial. De movida, incluye un pedido para suspender las retenciones a la exportación de productos del agro por 180 días, la liberación de las ventas al exterior y la aceleración en la devolución a las empresas metalmecánicas (fundamentalmente las ligadas a la agroindustria) de los saldos de IVA, bonos de capital y reintegro a las exportaciones.

Señal política. Tradicionalmente esta agenda fue rechazada desde la Casa Rosada, al tal punto que cuando se formuló el pedido de audiencia no había demasiadas expectativas sobre la respuesta. Pero en el medio

no sólo se registró un aumento de la preocupación sectorial por la situación económica sino que también se agitaron los movimientos políticos. En ese sentido, no pasa desapercibido que la reunión Binner-Cristina sucede al desplante que el senador Carlos Reutemann, una de las apuestas del kirchnerismo para evitar una derrota en Santa Fe, le propinó a la presidenta cuando rechazó su invitación a acompañarla en el viaje a España.

El plan que llevará Binner fue elaborado en consulta con distintos sectores económicos y sociales de la provincia, incluye la suspensión del IVA a una veintena de productos de la canasta básica defensa de las fuentes de trabajo, aumento de las jubilaciones y pensiones y la orientación de los planes de obras públicas con fines sociales.

Tabú. El gobernador dijo que buscará "que la presidenta entienda que hay que aliviar la situación del sector agropecuario y que ese es el mejor camino para salir de la crisis". Por eso, insistirá "con un tema tabú para el gobierno nacional para que se suspendan las retenciones por 180 días".

Al menos en el corto plazo, la convocatoria presidencial convalida a Binner como vocero de ese sector, en momentos en que la propia Cristina dejó abierta la posibilidad de convocar a las entidades del agro en caso de conformar un consejo económico-social.

El gobernador insistirá en la necesidad de impulsar un "shock de optimismo" a través de su plan. Ayer recordó que hay una "situación delicada" en todo el país, con una "pobreza estructural que recibe con más repercusión la crisis".

"Si creemos que la salida está no consultando a los mercados ni a la gente, nos equivocamos", sostuvo.

Comentá la nota