Cristina prometió un plan para reactivar la producción de camiones

Además, le pedirá a Lula Da Silva que levante las restricciones de dicho país a los vehículos pesados argentinos.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner prometió ayer que trabajará en la realización de un plan para reactivar la venta de camiones en el país y, a su vez, le solicitará al mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, que levante las restricciones que actualmente pesan en ese país sobre los vehículos pesados de origen argentino.

La mandataria hizo estas declaraciones en el marco del 40º aniversario de la radicación de la firma Iveco en la ciudad de Córdoba, oportunidad en que se presentó en sociedad el nuevo camión Cursor de dicha marca. Las promesas llegaron luego de las críticas formuladas por funcionarios de Iveco Argentina que solicitaron a la jefa de Estado mayores incentivos para la venta de camiones, teniendo en cuenta que Iveco es la única fábrica de vehículos pesados que hay en el país.

Puntualmente, el director general de Iveco Argentina, Natale Rigano, solicitó un esquema de financiamiento similar al brasileño, que excluye a los camiones argentinos. Esto último es lo que hizo retroceder el nivel de producción de camiones a lo más bajo en cinco años, debido a las menores exportaciones. Asimismo, Rigano reclamó por la falta de devolución del 10,5 por ciento del IVA técnico.

Por otra parte, el CEO mundial de Iveco, Paolo Monferino, dijo en su discurso: "Necesitamos la participación del gobierno para crecer", afirmando que en muchos países los propios gobiernos hacen planes de renovación de flotas.

La respuesta de Cristina a estas demandas fue la promesa de un plan elaborado por el gobierno, en conjunto con los transportistas e Iveco para sacar del mercado los camiones más viejos, y a su vez solicitarle a Brasil que cese con las trabas que existen a la comercialización de vehículos pesados argentinos en dicho país.

Concretamente, Cristina expresó: "Vamos a realizar la renovación de flotas que por allí están un poco viejitas y a la vez promover una articulación entre el sector empresario transportista, que es el gran consumidor, el producto y también la empresa". "Creo que lo podemos hacer, nos vamos reunir junto con la ministra de Industria, la Cámara, los sectores de los sindicatos y fundamentalmente la empresa para poder desarrollar un plan estratégico", amplió, poniendo como una fecha clave la reunión que tendrá el 26 de noviembre la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

Con respecto al problema de las exportaciones a Brasil, anunció: "Vamos a hablar con el presidente Lula para que haya financiamiento también para los camiones aquí y que tengamos un trato más igualitario". "Una asociación estratégica debe tener ventajas para los dos socios y estoy segura que cuando venga el presidente Lula vamos tratar este tema y llegaremos a un acuerdo, pero nosotros vamos a hacer el esfuerzo para acordar con las cámaras, las fábricas y el Estado para renovar las flotas de camiones", concluyó.

Comentá la nota