Cristina presentó la reforma política; Sapag acompañó

La Presidenta presentó formalmente el proyecto de reforma política, que básicamente instauraría un sistema de internas abiertas, obligatorias y simultáneas –primarias electorales- y modifica el sistema de financiamiento y de publicidades de campaña.
Sin la presencia de la oposición, pero con acompañamiento de referentes importantes aliados de su gestión –como el gobernador neuquino, Jorge Sapag- Cristina Fernández presentó formalmente un proyecto de reforma que instala la posibilidad de un sistema de "primarias" para competir por la Presidencia.

"Es un proyecto muy importante que forma parte de una reforma que el mismo gobierno nacional había anunciado hace tiempo. Se está presentando este tema de las internas simultáneas, abiertas y obligatorias. Nosotros, en nuestro partido, el Movimiento Popular Neuquino, hemos tenido la experiencia en las últimas décadas de dirimir siempre en internas cuando en el país esa experiencia todavía no estaba arraigada, así que nos pareció una muy interesante propuesta que se eleva al Congreso y que queda a consideración de los legisladores. Y esperemos que se resuelva rápido", dijo Sapag luego del acto de presentación.

El proyecto promueve, entre otros puntos, elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias, y la regulación del financiamiento de las campañas. Para sectores políticos como el radicalismo y el socialismo, favorece al PJ y perjudica a los partidos más chicos. El oficialismo niega estas circunstancias.

La Presidente sostuvo que el proyecto prevé "una profunda transformación en la representación política argentina" y que "aborda una de las principales críticas de nuestro sistema de partidos por parte de la ciudadanía", en referencia a la expresión "todo se resuelve dentro de un cuarto, y que todo se decide con el dedo de uno, de dos o de tres", manifestó.

Por eso, destacó especialmente que el proyecto contempla "la institucionalización del sistema de internas abiertas, obligatorias, vinculantes y primarias para el gobierno nacional", donde "la sociedad participa y decide en cada uno de los partidos en un día". El sistema, dijo, "consagra la participación de la sociedad" y "la responsabilidad" que ésta asume "al decidir quiénes van a ser sus candidatos".

"Creemos profundamente en el sistema de los partidos políticos y esta es una ley para todos los partidos políticos, no es una cuestión de tamaños", aseguró.

Asimismo, expresó que la reforma también "hace a la equidad y la transparencia" porque garantiza un igual reparto de espacios publicitarios en los medios audiovisuales para todos los partidos políticos. En ese marco, recordó que "el Código Electoral previó siempre la asignación de espacios publicitarios para los particos políticos", y que "las cadenas televisivas y radiales no son propiedad privada, sino que son concesiones del Estado a particulares", por lo cual, señaló, "deben asignarse los espacios en forma gratuita de modo tal que haya una igualdad para todos".

La Presidenta destacó también que en las reuniones preparatorias del proyecto participaron todos los partidos políticos. Y recordó que "en la mayoría de los proyectos presentados por todo el arco ideológico" hay coincidencia "en el tema de las internas abiertas, obligatorias y primarias para todos los partidos políticos".

También consideró central "la necesidad de abordar el tema del financiamiento de los partidos".

Finalmente, restó relevancia al hecho de que en esta presentación se hayan ausentado algunos representantes de la oposición al remarcar que "lo importante es que tengamos la oportunidad de debatir en el Parlamento", y rechazó la posibilidad de que el proyecto pueda interpretarse como "un traje a medida" para favorecer a un candidato en particular. "El que cree que se puede ganar una elección armando un instrumento electoral, desconoce el sistema democrático argentino e ignora el peso de la ciudadanía cuando va a votar", concluyó.

La iniciativa será enviada al Congreso Nacional, y para su sanción deberá ser aprobada por una mayoría absoluta de ambas cámaras, es decir 129 votos en diputados y 37 sufragios en el Senado, como lo establece la Constitución Nacional.

Comentá la nota