Cristina prepara su primera visita al campo después del conflicto.

Cristina prepara su primera visita al campo después del conflicto.
La Presidenta volverá a recorrer el interior de la provincia de Buenos Aires. Los productores de la Sociedad Rural analizan suspender un tractorazo durante la visita de Cristina si el Gobierno se sienta a dialogar con el agro. La última vez que planificó un viaje a la región debió suspender su visita a Bahía Blanca por una amenaza de protesta rural.
Cristina Fernández de Kirchner abandonará los jardines de Olivos para viajar al interior de la provincia de Buenos Aires. Lo hará por primera vez luego del voto no positivo contra las retenciones móviles y tras meses sin visitar las localidad agropecuarias. La Presidenta llegará el 26 de febrero a la localidad de Tres Arroyos para entregar 120 millones de pesos en obras para la intendencia comandada por Carlos Sánchez.

La última visita oficial a un distrito con actividad agropecuaria se había frustrado por una supuesta protesta rural. Fue 7 de noviembre de 2008 en Bahía Blanca y en reemplazo de Fernández de Kirchner viajó el ministro del Interior, Florencio Randazzo y el jefe de Gabinete, Sergio Massa. Ahora, en medio de una especie de amnistía con la dirigencia del campo, la jefa de Estado promete volver a viajar.

El seis de enero, el jefe comunal se entrevistó en la quinta presidencial con la mandataria. Allí acordó la visita a su distrito. “La idea es que Cristina haga una recorrida por la localidad para inaugurar 475 viviendas del Plan Federal I, darle apertura a la avenida Libertad que finaliza en el Parque Cabañas y para concluir, visitaría un comedor para chicos de barrios carenciados”, explicó Sánchez a PERFIL.

El 26 de febrero será la primera vez que Cristina Fernández de Kirchner llegue a Tres Arroyos como Presidenta. Un año antes, el 5 de febrero de 2008, había encabezado un acto en Necochea. El encuentro en Tres Arroyos había sido programado semanas antes del eventual llamado del Gobierno a los dirigentes del sector agro a la mesa de diálogo. Y un puñado de productores rurales de la zona ya había decidido expresarle su inquietudes a Cristina Fernández durante la visita. “La situación en el distrito es muy delicada: La cosecha fina fue media cosecha y con la sequía que vivimos la cosecha actual va a ser muy mala. Para colmo se mantienen los mercados de exportación cerrados, tanto en carne como en trigo y sufrimos la invasión de la plaga Tucura”, comentó Mariano Astiz, presidente de la Sociedad Rural de Tres Arroyos.

La visita de la Presidenta ya comenzó a levantar los ánimos en el distrito. Los productores rurales de la zona intentarán entregarle a la Presidenta un documento con las problemáticas del sector. Los tractores de Adolfo González Chaves, San Cayetano, Coronel Pringles, Benito Juárez, Laprida y Tornquist llegarían hasta la entrada de Tres Arroyos para manifestar su descontento con la política agraria del Gobierno nacional. “La gente tiene todo el derecho a manifestarse, pero cincuenta tipos no van a parar las obras de cloacas, de asfalto o del hospital”, declaró el diputado Carlos “Cuto” Moreno. Y agregó: “Si vos vas a hacer un escrache o vas a hacer alguna manifestación porque te vas a oponer a la obra del Pirovano es porque tenés OSDE. Pero si sos uno de los 25 mil vecinos que por año va al hospital, me parece que vas a querer que se haga”, dijo uno de los organizadores.

“Nosotros somos anfitriones, el tema de la seguridad lo maneja Presidencia de la Nación”, explicó el jefe comunal de Tres Arroyos ante posibles escraches de los productores.

Sin embargo, al cierre de esta edición, los ruralistas reunidos en la Sociedad Rural analizaban suspender cualquier movilización a para “no empantanar” las expectativas de diálogo entre el sector agropecuario y el Gobierno.

En tanto, Cristina Fernández de Kirchner viajó este fin de semana hacia la localidad santacruceña de El Calafate donde participará hoy a los festejos de la Fiesta del Lago. A su regreso se espera que haya una fecha para el encuentro con los dirigentes del campo.

Comentá la nota