Cristina: las políticas de ajuste no son capitalistas

Defendió las políticas que alientan el consumo. Y criticó a "opinólogos y gurúes".
Poco más de 21 minutos le tomó a Cristina de Kirchner recorrer los logros de la Argentina a pesar de la crisis y, de paso, declaró "que las políticas de ajuste son "profundamente anti capitalistas". De paso, le pegó a los "opinólogos y gurúes".

Cristina estuvo algo más de 2 horas en la fría tarde noche santiagueña para inaugurar una fábrica de galletitas junto al gobernador radical K Gerardo Zamora. Justamente, el aliado del matrimonio Kirchner preparó una fiesta para la Presidenta y le montó un escenario perfecto: unos 500 invitados, entre empresarios, funcionarios, industriales y productores, que la escucharon una carpa montada a ese fin.

En su discurso, Cristina defendió la intervención del Estado en la economía. Dio cifras favorables de la economía como el incremento del patentamiento de autos y dijo que "somos uno de los 44 países, según la OIT, que no ha aumentado el desempleo".

En evidente tono de campaña, en un distrito que le es absolutamente favorable, la Presidenta explicó que muchos empresarios, "la gran mayoría, ha comprendido que sus trabajadores son un consumidor, que si deja de consumir, tal vez no lo afecte a él, pero si al que le compra a él.

Así señaló que "la característica más distintiva del capitalismo es precisamente el consumo". La Presidenta añadió, con intención de polemizar con la oposición: "Las políticas de ajuste no son capitalistas".

Y de paso dio su teoría sobre la caída del Muro de Berlín, relacionándola con el consumo. También le pegó a los "opinólogos" al señalar que no entienden que hay un mundo diferente en el cual los adoradores de mercado decían que el mercado se autorregulaba, que no se requería la presencia del Estado. Esto se ha terminado", pero inmediatamente aclaró que "tampoco vuelve el Estado omnipresente".

Antes, Zamora, a tono con los últimos discursos del kirchnerismo, criticó las políticas de los noventa donde "se cerraban fábricas", dijo que hay un país que "no se debe detener" y elogió la "decisión política permanente y la mirada federal, que no ha excluido a provincias como la nuestra".

Comentá la nota