Cristina pidió que el blanqueo arranque antes de fin de mes

Cristina pidió que el blanqueo arranque antes de fin de mes
La Presidenta le encargó al nuevo jefe de la AFIP que el 20 de enero esté lista la reglamentación.
Por pedido de la presidenta Cristina Kirchner, el flamante titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, concentrará los primeros pasos en su gestión en acelerar la puesta en marcha del blanqueo de capitales. La medida debería estar reglamentada para el 20 de este mes, según confiaron a Clarín fuentes de la Casa Rosada.

El Gobierno considera esa medida (votada a fines del 2008 por el Congreso) como una herramienta clave para atraer inversiones en épocas en que serán escasas por temor a una recesión internacional. Según el texto aprobado por los legisladores, los que declaren dinero y bienes pagarán entre el 1% y el 8% en concepto de impuesto, según la modalidad de repatriación. El Fisco apuesta a ganar con los impuestos que cobrará a futuro.

Aunque en el Gobierno evitan ponerle un monto a la cantidad de dólares que ingresarán a la economía argentina por el blanqueo, hay consultoras privadas que arriesgan pronósticos. Por ejemplo Ecolatina consideró que con el blanqueo podrían ingresar unos 10.000 millones de dólares, que sería el equivalente de acuerdo con esa misma fuente del 7% de los activos externos argentinos.

No quedará ahí la misión del flamante titular de la AFIP para los primeros veinte días del año nuevo. En el riñón kirchnerista saben que el ritmo de crecimiento de la recaudación viene disminuyendo respecto de los meses anteriores a la crisis. Según datos del propio organismo recaudador, en noviembre los ingresos fiscales subieron sólo un 17%, aunque el saldo general igual fue positivo y superó los 21.600 millones de pesos.

Otro dato que mira muy de cerca el entorno K es que si la economía 2009, como prevé la ley de Presupuesto, sólo crecerá un 4% (mientras que venía haciéndolo al doble en los últimos 5 años) los ingresos por IVA (el impuesto que grava todos los consumos y el que más tributa) también serán menores. Con esta ecuación en mente, la Presidenta la ordenó a Echegaray que sostenga a rajatabla el volumen de recaudación, en especial en este año electoral.

El funcionario trabajaría, entonces, en un nuevo sistema de normalización de deudas tributarias. Apuntaría a incorporar nuevos contribuyentes que, hasta ahora operan en negro o subfacturan.

El campo encabezará los sectores sobre los que el flamante recaudador pondrá su lupa. Con los productores agropecuarios, Echegaray acumuló una extensa lista de peleas durante el paro disparado por las retenciones móviles y en su paso por la ONCCA, el organismo encargado de administrar los incentivos a los productores que el ahora titular de la AFIP condujo hasta hace una semana.

Haciendo gala de su gestión anterior en la Aduana entre 2005 y principios de 2008 (de hecho conoció al ex presidente, Néstor Kirchner, durante su paso por la aduana de Río Gallegos), también se ocupará con especial énfasis del comercio exterior, según confiaron fuentes de la Casa Rosada.

Entre otras cosas, impulsaría nuevas medidas para proteger el mercado interno de posibles aumentos en las importaciones de productos provenientes de Asia y de Brasil con precios muy bajos, como consecuencia de los denominados remanentes causados por la recesión mundial. Es decir, aquellos productos que otros países no pudieron venderle a sus tradicionales clientes y que rematarían colocándolos en el país pero con precios muy bajos.

La Aduana trabajaría entonces en profundizar los anuncios de defensa comercial que hizo la Presidenta en octubre, cuando de acuerdo con el Gobierno se produjo el pico de mayor incertidumbre por la crisis.

Comentá la nota