Cristina K: "Es una medida que no me gustó tomar"

Cristina K: "Es una medida que no me gustó tomar"
Tras encabezar un acto en La Matanza, la presidenta de la nación, Cristina Fernández, habló sobre la salida de Martín Redrado del Banco Central y adelantó que Miguel Pesce lo reemplazará interinaente.
En un breve contacto con periodistas, la Presidenta dijo que "no le gustó" tener que tomar la decisión de remover por decreto a Martín Redrado, luego de participar de un acto en Virrey del Pino, en La Matanza.

La jefa de Estado argumentó que el ex titular del Banco Central incurrió en "mala conducta e incumplimiento de los deberes de funcionario público". Y señaló que "el Banco Central debe funcionar normalmente, sus reuniones de directorio deben estar presididas por su presidente, quien debe además cumplir con las normas establecidas por el Fondo del Bicentenario creado", en alusión a que Redrado se negó a renunciar, lo que la obligó a la Presidente a echarlo por decreto.

"El Banco Central no es unipersonal, porque es un organismo colegiado y tiene que funcionar todo su directorio", insistió la Presidente.

A su vez, la Presidenta anunció que el vicepresidente del Banco Central, Miguel Pesce, ejercerá la presidencia interina de la institución hasta que asuma su nuevo titular. El economista y ex presidente del BCRA, Mario Bléjer, ya fue tentado ayer para reemplazar a Redrado.

"Ya todos tienen el decreto a su disposición y no hay muchas dudas al respecto", remarcó la primera mandataria a los periodistas.

Cristina Kirchner también recordó que "en 2001 hubo una episodio muy similar con Pedro Pou", cuando el entonces presidente Fernando de La Rúa también removió al presidente del Banco Central por decreto.

Cristina recorrió las obras de construcción de la planta de tratamiento por ósmosis inversa en el partido bonaerense de La Matanza, una de las más grandes de América latina, que permitirá tratar agua proveniente de González Catán, Gregorio Laferrere y Virrey del Pino.

"Esta planta va a dar agua potable y salud a casi 200 mil matanceros en la primera etapa, en la segunda serán 400 mil, casi medio millón de argentinos y argentinas que van a tener agua potable", aseguró.

Cristina K explicó que la construcción de la planta -la más importante de Latinoamérica- estaba prevista por el plan director de Aguas Argentinas para el año 2022. "Esta planta que se va a terminar en un mes, se iba a hacer después de once años que yo terminara mi mandato como Presidenta", destacó.

"Estaba mirando el plano de La Matanza lo que era en materia de agua potable en 2003. Salvo el sector de San Justo, el resto carecía de agua potable en casi toda su extensión", afirmó.

Comentá la nota