Cristina llegará a la provincia con $ 30 millones para la Policía

El gobernador José Alperovich adelantó que durante la visita presidencial se anunciará la compra de equipamiento para seguridad. Mario López Herrera, ministro de Seguridad Ciudadana, ya se reunió con Sergio Massa, Jefe de Gabinete, para entregarle la lista de las necesidades.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner lanzará en Tucumán un Plan Integral de Seguridad durante su visita, anunciada por el propio gobernador José Alperovich para el próximo 5 de mayo. La iniciativa consiste en una inversión de 30 millones de pesos destinada a la compra de vehículos y equipamiento para la Policía provincial. Durante su habitual encuentro matutino con la prensa, el titular del Poder Ejecutivo precisó que con los fondos aportados por la Nación se comprarán GPS, cámaras y vehículos para la fuerza de seguridad. "Esto es muy importante porque fue un pedido especial que hizo la provincia a la Nación", resaltó el Primer mandatario provincial, quien la semana había solicitado para Tucumán una ayuda similar a la dispuesta en Mendoza y Buenos Aires para reforzar la prevención del delito.

Alperovich adelantó que el ministro de Seguridad, Mario López Herrera, se reunió en los últimos días con el Jefe de Gabinete, Sergio Massa, a los fines de delinear el plan de asistencia a la provincia.

Un Alperovich locuaz también afirmó que durante el invierno (si es que llega alguna vez) estará garantizado el servicio de gas natural, tanto para el sector industrial que se encontrará en plena zafra como para el domiciliario, pese a los pronósticos realizados por expertos que advirtieron sobre posibles problemas en la generación de gas y electricidad.

"Hace seis años que se viene hablando de que va a haber energía y en Tucumán no se paró ninguna fábrica", sostuvo Alperovich y aseguró que "fundamentalmente hay una baja en la demanda, en las fábricas y todo. No creo que haya cortes, si no tuvimos problemas antes, no veo por qué vamos a tener problemas ahora", enfatizó. También recordó que "cada vez que hemos tenido problemas, hemos hablado a la Nación y nos dieron energía".

Finalmente, al ser consultado respecto al cruce de acusaciones que protagonizó ayer con el ex vicegobernador Fernando Juri, el titular del Poder Ejecutivo aseguró que está "harto de tantos que hablan", tras lo cual aseguró que no quiere seguir discutiendo con la oposición "porque la gente quiere que demos soluciones". No obstante, advirtió que "el PJ tucumano no está usurpado", como había denunciado Juri días atrás. "Hubo una interna, fue tranquila y se ganó bien; no soy una persona que no le duelan las críticas sobre todo cuando se trata de personas que estuvieron cuatro años conmigo", concluyó.

Comentá la nota