Cristina llega a Roma para recordar con el Papa el acuerdo por el Beagle

Cristina llega a Roma para recordar con el Papa el acuerdo por el Beagle
Mañana serán todos los actos oficiales. Se encontrará allí con la presidenta Bachelet.
De que hablarán Benedicto XVI y la Presidenta en la audiencia de mañana en la biblioteca pontificia? ¿Cuál será el temario de la conversación posterior con el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado vaticano?

Lo más importante de mañana son las celebraciones. De los 25 años de la firma del Tratado de Paz y Amistad entre Chile y Argentina, que constituye un gran triunfo y un orgullo para la Iglesia, y de conmemoración de Juan Pablo II, que con su mediación impidió la guerra y abrió una perspectiva de fraternidad entre ambas naciones.

El Tratado de 1984 "fue un ejemplo admirable de construcción de la paz a través del diálogo", dijo hace un mes el Papa. Benedicto XVI recordó que la mediación del Vaticano "contribuyó a resolver una controversia que corría el riesgo de convertirse en un conflicto".

Estos conceptos los reiterará el pontífice en el discurso que pronunciará mañana en la Sala Clementina ante las delegaciones de los dos países, tras recibir por separado a las presidentas Cristina Kirchner y Michelle Bachelet.

La tradición indica que con el Secretario de Estado se afrontan "di petto" temas más concretos, políticos y religiosos, y que los encuentros son por tanto más largos que con el Papa. Pero en este contexto celebrativo, el temario de la agenda abierta no presenta temas conflictivos ni urgentes.

El embajador ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero, comentó ayer el "muy buen nivel" de las relaciones bilaterales con el Vaticano y dijo que "no hay ningún asunto incluido o excluido en el diálogo entre el Papa y la presidenta".

Argentina es miembro del G-20, protagonistas de la escena económica mundial. La crisis será un tema central del diálogo. La escandalosa situación de salvataje privilegiado de bancos y especuladores financieros mientras una hambruna afecta a mil millones de habitantes del planeta "encontrará coincidencias", dijo Cafiero.

En cuanto a la pobreza argentina, que hace unos meses el Papa consideró también un escándalo, "la Presidenta explicará a Benedicto XVI las medidas que el Gobierno ha adoptado para redistribuir los ingresos y hará hincapié en el esfuerzo financiero de las asignaciones por hijo y ahora de los aportes de fin de año a los jubilados".

El conflicto planteado con la continuidad del obispado castrense se encuentra en carriles de una negociación que podría ser larga y que puede llevar a la transformación de aquella institución.

Comentá la nota