Cristina llega hoy a Córdoba, pero Schiaretti estará lejos del palco

Enojado, el mandatario cordobés recibió ayer a Cobos. No asistirá al acto que encabezará Cristina. "Es una tomada de pelo", dijo Schiaretti. Cristina estuvo en Mendoza
Peleada con el gobernador, Juan Schiaretti, la presidenta Cristina Fernández viajará hoy a Córdoba para visitar la fábrica militar de Río Tercero, aunque decidió suspender un acto en la localidad de Embalse para prevenir una eventual propagación de la gripe porcina.

Luego de recibir al senador Daniel Filmus y al candidato a diputado oficialista por la Capital, Carlos Heller, Fernández partirá hacia Córdoba para recorrer los talleres y una escuela que funciona en la fábrica militar de Río Tercero. Sin embargo, no cursó invitación a tiempo al gobernador Schiaretti, enfrentado políticamente con el kirchnerismo, con el que competirá en las próximas elecciones legislativas.

Schiaretti compartió ayer con el vicepresidente Julio Cobos una actividad de la Organización Latinoamericana de Gobiernos Intermedios. El gobernador cordobés calificó como "una tomada de pelo" el hecho de que recién el miércoles el secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli, lo haya invitado, vía telefónica, al acto en Río Tercero. Y Cobos, también se mostró con los candidatos a legisladores por la UCR, afirmó: "Me parece que viniendo la Presidenta a una provincia, en un acto institucional, tiene que estar el gobernador".

En tanto, por indicación del Ministerio de Salud, la Presidenta decidió suspender su participación en el "Encuentro de Bancos de Buena Fe", que iba a realizarse en Embalse, para evitar la aglomeración de unas 3.000 personas que pensaban asistir al acto, como medida preventiva contra la propagación de la influenza A (H1N1), informó el viceministro de Salud, Carlos Soratti.

Obras en Mendoza

Pero las medidas preventivas contra la gripe porcina no le impidieron a la Presidenta visitar ayer el departamento de San Rafael, en Mendoza, donde se firmaron contratos para la construcción de la línea de alta tensión Cuyo–Comahue.

Con la presencia de los gobernadores de Mendoza, Celso Jaque, y San Juan, José Luis Gioja, Fernández defendió al Gobierno y fustigó a la oposición, porque "critican cuando ellos no hicieron". Luego, sostuvo: "Soy la presidenta de los que me quieren o no me quieren. Trabajo diariamente por el bienestar de todos los argentinos, tomando decisiones que, muchas veces, no conforman a todos. Como dice Kirchner, es imposible gobernar y tener un millón de amigos. Hay que tomar decisiones, y se van a afectar intereses. Por eso siempre van a existir sectores que protesten".

Y se refirió a la crisis: "En la crisis económica más importante fuimos los únicos dos países que mantuvimos el mismo índice de empleo del primer trimestre de 2008 y eso no es casualidad, sino el resultado de un modelo económico y político, con un profundo compromiso de mantener el vínculo laboral", afirmó.

Comentá la nota