Cristina Kirchner vendrá en dos semanas

Alperovich le pedirá ayuda para equipar a las fuerzas de seguridad de la provincia.
En 13 días la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, visitaría nuestra provincia en medio de un tenso clima político y en plena carrera electoral con vistas a las elecciones legislativas del 28 de junio. La Mandataria nacional pisaría suelo tucumano el martes cinco de mayo, según anticipó ayer el gobernador José Alperovich. Dijo que el objetivo de su visita sería inaugurar una repartición dependiente de la Secretaría de Agricultura de la Nación, orientada a la producción y promoción de biocombustibles. Esto en el marco de la vigencia -a partir del año próximo- de la ley nacional que establece un corte obligatorio del cinco por ciento de las naftas que fabrican las petroleras con etanol, que es un subproducto de la caña de azúcar.

El titular del Poder Ejecutivo manifestó que aprovechará la visita de la Jefa de Estado para solicitar ayuda en materia de infraestructura y equipamiento para la Policía. "Es posible que la Presidenta nos apoye con elementos como ayudó a Mendoza y Buenos Aires, es decir con cámaras y vehículos (para la fuerza de seguridad)", precisó.

Por otra parte, Alperovich admitió que en el marco de la crisis financiera mundial los precios de los productos tucumanos "están bajando". No obstante, resaltó que "aquí se está exportando mucho a Europa y Rusia" y recordó que el mercado de los Estados Unidos "no se abrió porque hay un juez que paró la exportación del limón".

Con relación a las amenazas que realizan desde el sector cañero de no iniciar la zafra azucarera, el Mandatario indicó que "el precio del azúcar no lo puede poner el Gobernador, es un trabajo en conjunto, es el resultado del juego de la oferta y la demanda. Entonces lo que no se consuma en el mercado interno hay que exportarlo para que el precio no baje. Acá hay que exportar la mayor cantidad de azúcar posible para que no baje el precio en el mercado interno", afirmó.

Nueva fábrica

Un clima de optimismo se percibió ayer en los predios ubicados en la ruta nacional 9, kilómetro 1285. Allí se ubica la Zona Franca, donde desarrolla sus tareas una firma de empaque de frutas cítricas que logró concretar su reapertura. El evento adquirió particular importancia por el momento de crisis que vive el país, razón por la que estuvo presente el gobernador José Alperovich, acompañado por gran parte de su gabinete.

La planta de empaque pertenecía antes a la Zona Franca y las gestiones que se realizaron ante la Nación, permitieron excluirla de este sector con el objetivo de lograr mejores condiciones económicas por las exportaciones.

En la actualidad procesa 1.200.000 cajas de citrus por año. Se desempeñan 140 personas por turno, ya que en plena producción hay dos turnos, llegando a las 12.000 cajas con frutos por día. Estos empaques cumplen con todas las certificaciones exigidas por las normas internacionales, como así también con la BPM (Buena Práctica de Manufacturado), y el GLOBAL-GAP (Normas de Higiene y Seguridad) tanto para la finca de citrus como para el empaque.

El Gobernador destacó la importancia de la reapertura de esta planta, ya que volvió a generar empleos a pesar de este momento de crisis económica mundial.

El mandatario estuvo acompañado por el ministro de la Producción, Jorge Gassenbauer; el ministro de Economía, Jorge Jiménez; y el ministro del Interior, Osvaldo Jaldo. El presidente de la empresa Carlos Scaro, estuvo a su vez acompañado por directivos, jefes de secciones, y empleados administrativos y de la planta de empaque.

Comentá la nota