Cristina Kirchner recibe en Olivos al metalúrgico Caló

La Presidente se reunirá con el jefe de la UOM y los ministros Carlos Tomada y Débora Giorgi. Analizarán medidas para proteger el empleo en el sector industrial. El sindicalista es un adversario en la CGT de Moyano, quien ayer pidió una reunión con la Jefe de Estado
El titular de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló, se reunirá desde las 11 en la Residencia Presidencial de Olivos con Cristina Kirchner y con los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y de Producción, Débora Giorgi, para analizar una serie de medidas para el sector industrial.

El encuentro con el sindicalista metalúrgico y los funcionarios apuntará a definir políticas destinadas a favorecer la actividad fabril y, al mismo tiempo, a proteger las fuentes de trabajo. La industria es una de las más afectadas por la desaceleración de la economía en los últimos meses, producto del impacto local de la crisis internacional.

El encuentro, según pudo saber Infobae.com, se llevará a cabo desde las 11 y, posteriormente, se realizará una conferencia de prensa, en la cual se darán detalles de las iniciativas destinadas a fortalecer el sector.

De todos modos, el encuentro fue interpretado en el ámbito político oficial como una señal al jefe de la CGT, Hugo Moyano, quien está enfrentado con Caló por las últimas declaraciones y los trascendidos con reclamos para el gobierno nacional.

Caló fue el principal adversario del jefe de Camioneros para la conducción de la central obrera y llegó a ser un potencial aspirante a la secretaría general, con el apoyo de varios "gordos" del sindicalismo ortodoxo. Finalmente, se llegó a un acuerdo, por el cual un metalúrgico, Juan Belén, quedó como número dos de la CGT.

En ese marco es que se produce la reunión de Caló, quizás como signo de malestar del kirchnerismo frente a los pedidos altisonantes que trascendieron en la prensa y que fueron adjudicados a Moyano, algo que el propio camionero hoy intentó desmentir. En Radio 10, aseguró esta mañana que no pidió 2.500 millones de pesos para algunos gremios, que no quiere un impuesto antidespidos ni cargos en el Gobierno.

Comentá la nota