Cristina Kirchner se queda en el Sur para hacer campaña pingüina

La Presidente encabezará dos actos en los que se anunciarán importantes obras de infraestructura. Primero visitará Río Gallegos y más tarde, Comodoro Rivadavia. Será recibida por los gobernadores de Santa Cruz y Chubut.
En plena campaña electoral, y a menos de un mes de los comicios, la presidente Cristina Fernández encabezará hoy dos actos en los que se anunciarán importantes obras de infraestructura. Después de pasar el fin de semana en su residencia familiar de El Calafate, la jefa de Estado se quedará en la Patagonia.

Mientras su marido Néstor Kirchner visita Cañuelas como parte de su gira proselitista por tierra bonaerense, Fernández irá a la santacruceña Río Gallegos. Allí lanzará, junto al gobernador Daniel Peralta, el llamado a licitación para la construcción de la línea eléctrica que unirá esa ciudad con Pico Truncado. La mandataria debe volver a Río Gallegos en menos de un mes. Como no hizo cambio de domicilio, ésa es la ciudad donde debe votar el próximo 28 de junio.

Por la tarde, la Presidenta viajará a Chubut, donde a las 19 encabezará un acto en Comodoro Rivadavia, en el que anunciará obras viales, entre ellas la multitrocha a Caleta Olivia, la construcción de una rotonda en el cruce de las rutas 3 y 39 y el Camino de Circunvalación. Esta última contempla una inversión de 220 millones de pesos. Cristina sería recibida por el mandatario chubutense, Mario Das Neves, quien ayer criticó a los "comentan la realidad y hablan de la Argentina y no salen de la General Paz, solamente cruzan el riachuelo en épocas electorales para cambiar el domicilio porque supuestamente están mejor ubicados de un lado que el otro".

La segunda visita oficial de Cristina a la ciudad encontrará a un Comodoro Rivadavia en pleno conflicto entre el Ejecutivo local y los empleados municipales. Tras sucesivas movilizaciones por reclamos salariales, los trabajadores establecieron un compás de espera que vence hoy a las 15.30, horas antes de la llegada de la Presidenta. De no alcanzar un acuerdo, los gremios amenazan con un paro de actividades.

Comentá la nota