Cristina Kirchner medita sin apuro una respuesta para el Presidente

Cristina Kirchner medita sin apuro una respuesta para el Presidente

Parrilli calificó el llamado como "una puesta en escena", pero no lo descartó; Máximo Kirchner propuso sumar cuatro puntos: "desayuno, almuerzo, merienda y cena"

Con las energías puestas en la presentación de su libro, prevista para mañana,Cristina Kirchner medita sin urgencias qué respuesta dará a la carta que envióMauricio Macri , vía correo electrónico, a ella y a otros dirigentes políticos y de diferentes sectores sociales.

"Alguna respuesta va a dar, porque es un mensaje del Presidente. Pero no es una carta personal ni una invitación al diálogo", dijo a LA NACION un dirigente que frecuenta a la expresidenta. Hasta anoche no había precisiones del tono ni de la fecha de la contestación. "¿Qué pasaría si Cristina reclamara una invitación formal para hablar cara a cara con Macri?", se preguntaban anoche en el entorno de la expresidenta.

Oscar Parrilli, presidente del Instituto Patria, no descartó que Cristina se reúna con el Presidente, pero subrayó que la carta no incluyó una invitación. "Ella siempre se ha sentado a hablar con todo el mundo. No descarto que se junte a hablar con Macri. ¿Cuándo se ha negado a hablar?", dijo el exfuncionario. Parrilli se mostró de todos modos muy crítico del contenido del mensaje. "Piden opinión sobre políticas públicas que implementaron durante tres años y llevaron al fracaso a la Argentina", dijo, y calificó la iniciativa de la Casa Rosada como "una puesta en escena para distraer la atención de la grave crisis que se está viviendo".

"Lo invitamos al Gobierno a firmar cuatro puntos que son esenciales para millones de argentinos y argentinas: el primer punto es desayuno todos los días, el segundo punto es almuerzo todos los días, el tercer punto es merienda todos los días y el cuarto punto, cena todos los días", contrapuso a su vez Máximo Kirchner, al participar de un acto del Movimiento Evita.

En el Instituto Patria están convencidos de que la carta de Macri no es más que una "bomba de humo" para cambiar el eje de la discusión política. Incluso algunos referentes del kirchnerismo consideran que la expresidenta no debería responder el mensaje del Presidente, dado que no se trató de una carta sino de un "spam", enviado a cientos de dirigentes de diferentes rubros. La incógnita podría mantenerse hasta mañana, cuando Cristina hable en la Feria de Libro, en la presentación deSinceramente.

Ayer se conocieron algunos detalles de ese acontecimiento, anunciado para las 20, en la Sala Jorge Luis Borges. "La senadora compartirá el escenario de la presentación con la presidenta de la Fundación El Libro, María Teresa Carbano, y el director en la Argentina de Penguin Random House Grupo Editorial, Juan Ignacio Boido", se informó en un comunicado. La sala donde se llevará adelante la presentación estará colmada por unos mil invitados. La lista la decidieron referentes del Instituto Patria, junto con la Fundación El Libro y la editorial. En las primeras filas se podrá ver a dirigentes de organismos de derechos humanos, como Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini; representantes del mundo artístico, como Pablo Echarri y Teresa Parodi; intelectuales de Carta Abierta, y referentes de la ciencia, según se informó.

Coment� la nota