Cristina Kirchner, una incógnita para el favorito

No sabe si identificarla con Lula o con Chávez
SANTIAGO, Chile (De un enviado especial).- Sebastián Piñera sabe que en caso de ser elegido presidente de Chile quiere estar del lado del brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, del peruano Alan García y del mexicano Felipe Calderón, y no junto con el venezolano Hugo Chávez, el nicaragüense Daniel Ortega y el cubano Raúl Castro. Lo que no tiene demasiado en claro es en cuál de los dos "clubes" está la presidenta Cristina Kirchner.

Así lo manifestó ayer en un encuentro con medios internacionales en la sede de su comando, en la comuna de Las Condes, en el que el candidato dio definiciones sobre su visión de la actualidad de América latina, entre otros temas.

"En la región se han ido configurando dos grandes modelos. Uno de ellos es el que encabezan personas como Chávez en Venezuela, Castro en Cuba, Ortega en Nicaragua, y tal vez otros países más. Otro es el liderazgo que representan personas como Calderón en México, Lula en Brasil, García en Perú, incluso Bachelet en Chile. Definitivamente, creo que el segundo modelo es el mejor para Chile", señaló Piñera.

"No califiqué a la Argentina en ninguno de los bloques porque no me queda a mí absolutamente claro en qué bloque está, o si está en alguna situación intermedia. Es lo que los propios argentinos reconocen", aclaró Piñera cuando se le preguntó por qué no había mencionado a la presidenta argentina.

El empresario, no obstante, dejó en claro que las relaciones con la Argentina tendrán un lugar de privilegio en su política exterior. "No pretendemos transformar estas diferencias de modelo en una causa de división o conflicto dentro de América latina; tenemos plena conciencia de que las relaciones entre los países tienen que ser respetuosas incluso de las diferencias", dijo.

Política de Estado

El abanderado de la derecha chilena también aludió a las relaciones con otros países de la región y afirmó que en caso de llegar al gobierno va a "mantener las líneas centrales de lo que ha sido la política internacional chilena, que tiene una característica: ha sido generalmente una política más de Estado que de gobierno, salvo matices".

Piñera dijo que va a respaldar "la idea de que Brasil se convierta en miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y refleje una nueva realidad del mundo", al tiempo que abogó por una mayor integración económica y política con el gigante regional.

Con respecto al diferendo limítrofe que enfrenta a Chile y a Perú en la Corte de La Haya, Piñera sentenció: "Yo estoy convencido de que la historia, el derecho internacional, los tratados internacionales y las costumbres y usos de los últimos 50 años le dan la razón a Chile, y por lo tanto respaldo y apoyo absolutamente la tesis que sostiene el gobierno de Chile".

El favorito a triunfar en la segunda vuelta, que se celebrará el 17 de enero, también se refirió a las demandas de Bolivia de obtener una salida al Pacífico.

"De parte nuestra siempre va a haber mucha firmeza en defender los legítimos intereses de nuestro país, que tienen que ver con nuestro mar, nuestro territorio, nuestros límites y nuestra soberanía, pero yo soy partidario de que Chile entregue todas las facilidades posibles para que el comercio exterior boliviano pueda utilizar los puertos chilenos", dijo.

Acerca del acuerdo que permite a las tropas norteamericanas operar desde bases militares colombianas, Piñera dijo que se trata de "un tema que compete directamente a los dos países involucrados, que son Colombia y Estados Unidos".

Comentá la nota