Cristina Kirchner anunció que Argentina producirá la vacuna contra la gripe A

Cristina Kirchner anunció que Argentina producirá la vacuna contra la gripe A
La presidenta Cristina Kirchner anunció que la Argentina producirá la vacuna contra la gripe A H1N1 a partir de 2010, mediante un convenio entre laboratorios nacionales y extranjeros y la instalación de una planta capaz de elaborar más de 20 millones de dosis por año.
La iniciativa, declarada de "interés público nacional", fue anunciada por la jefa de Estado durante la inauguración de un Simposio Internacional sobre Células Madre en la Fundación Instituto Leloir.

"Anoche firmé el decreto 1731 para declarar de interés nacional la producción en nuestro país de vacunas contra la gripe porcina (influenza A/H1N1)", afirmó la Presidenta.

Cristina Kirchner explicó que se trata de una iniciativa de un laboratorio argentino en sociedad con otro "importantísimo" a nivel internacional.

La jefa de Estado indicó que la Argentina será "el décimo país" en realizar la vacuna contra la gripe A, que afectó prácticamente al mundo entero en los últimos meses y se convirtió en una pandemia.

Kirchner anticipó, además, que ya ha comenzado un proceso de licitación para que Argentina pueda producir, por primera vez en su historia "vacunas de esta naturaleza".

Al respecto, dijo que la propuesta demandará "una importante inversión" dentro del sistema sanitario nacional, junto a la "incorporación de 250 personas con recursos altamente calificados".

La vacuna se fabricará mediante un convenio entre laboratorios privados argentinos y extranjeros, con el apoyo técnico y logístico del Estado nacional.

De esta manera, se buscará cubrir en pocos años "las necesidades locales de estas vacunas para nuestra población", señaló un comunicado del Gobierno.

"Mediante este convenio, se comenzará a producir en 2010 vacunas para influenza estacional y pandémica", agregó la gacetilla, divulgada a la prensa tras el anuncio oficial.

Argentina se integrará así al grupo reducido de países productores en el mundo, entre los que se encuentran Estados Unidos, Suiza, Francia, Inglaterra e Italia.

Esta iniciativa contempla "la provisión de vacunas y la instalación de una planta industrial con tecnología probada y de alta complejidad", que permitirá que el sistema sanitario nacional "tenga acceso inmediato y preferencial a la vacuna pandémica", destacó el Gobierno.

Más de 400 puestos de trabajo se generarán a partir de la instalación de la fábrica y se estima que la inversión total del proyecto superaría los 50 millones de dólares, destinados al equipamiento y a la construcción.

La planta tendrá unos 3.400 metros cuadrados y una capacidad de producción estimada en más de 20 millones de dosis de vacuna de influenza pandémica o estacional por año.

Los laboratorios que integran este convenio son Novartis Argentina S.A. (integrante del grupo suizo Novartis), Elea y Biogénesis-Bagó.

El grupo suizo cuenta con plantas habilitadas y certificadas por las autoridades sanitarias nacionales y por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta situación le permite un acceso directo cada año a las cepas que determina la OMS para la producción mundial de vacunas antigripales, aclaró el comunicado oficial.

Durante el primer año de puesta en marcha y escalado a volúmenes estándar de producción, el Estado argentino supervisará el proceso de validación de la planta y el producto y su registro ante la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT), organismo que depende del Ministerio de Salud de la Nación.

Actualmente la disponibilidad de vacunas no alcanza a satisfacer la demanda mundial y las

compras que hace Argentina a través de la cartera sanitaria, el PAMI y las obras sociales

nacionales y provinciales son provistas sólo por productores importados que deben racionar sus disponibilidades.

Para producir aquí 103.000 dosis diarias, se requieren 142.000 huevos, que deberán estar conservados en condiciones especiales de temperatura y humedad.

La planta contará con tres máquinas de inoculación automática (con una productividad de 6.000 inoculaciones por hora) y trabajando 22 días al mes y nueve meses al año, se llegará a una producción estimada de 20.400.000 dosis.

El proceso productivo considerado se hará mediante cultivo en huevos embrionados de pollo, inactivados por formaldehído antes de la purificación de los anfígenos y Split Viron (tratamiento con Triton X-100 y/o laurel sulfato de sodio), detalló la cartera sanitaria nacional.

Entre mayo de este año, cuando comenzó a circular en el país el virus de la influenza pandémica, y fines de octubre, el mal causó aquí la muerte de 600 personas, según datos oficiales.

Comentá la nota