Cristina Kirchner anuncia en Olivos medidas para el agro

La Presidenta lanza las medidas en la quinta presidencial ante ministros del gabinete, legisladores y gobernadores; intenso debate por una posible rebaja en las retenciones a la soja
En un clima que combina la expectativa con el escepticismo, Cristina Kirchner finalmente anunciará medidas para el campo, el sector con el que más duramente se enfrentó desde que asumió la presidencia hace poco más de un año.

Aunque el contenido del paquete no se conoce aún en detalle, el Gobierno dejó trascender que podría incluir una rebaja de 5 por ciento para las retenciones a la exportación de soja y girasol y medidas para los sectores lácteo y de la carne.

Como ocurrió con los últimos anuncios de la Presidenta, el escenario vuelve a ser la quinta de Olivos, donde empezaron a llegar ministros del gabinete, gobernadores y legisladores. También se espera al secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, al de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a la ministra de Producción, Débora Giorgi, y el director de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), Ricardo Echegaray. Llamativamente, o no, los dirigentes del agro no fueron invitados.

La letra chica de los anuncios se delineó anoche en la quinta presidencial. No obstante, hasta ayer no se había llegado a un acuerdo respecto a las posibles rebajas en las retenciones de la soja, tema clave para los dirigentes agropecuarios, dado que fue la cuestión que los llevó a unir sus fuerzas en contra del Gobierno en la primera mitad del año.

Ejes. Según confiaron fuentes oficiales a LA NACION, el plan que anunciará la jefa del Estado incluye como puntos firmes: la creación de un fondo de promoción para las exportaciones del complejo oleaginoso y un acuerdo con los principales frigoríficos exportadores para que compren terneros engordados a los tambos.

Además, se espera la puesta en marcha de medidas pasadas, como el plan Maíz Plus y Trigo Plus que lanzó Cristina Kirchner hace 20 días. Se anunciaría también un acuerdo de precios para la compra de fertilizantes, que beneficiaría a los productos nacionales frente a la caída del precio internacional de los granos.

Así, el campo sería un nuevo destinatario de la batería de medidas anticrisis llevadas a cabo desde el Gobierno ? impulsadas en gran parte por Moreno - para paliar las consecuencias de la crisis económica mundial.

Ausentes. Los dirigentes rurales no ocultaron su molestia, no sólo por no haber sido invitados al acto en Olivos, sino porque, afirman, la Casa Rosada no los consultó para definir las medidas. "Es una lástima que las medidas sean unilaterales e inconsultas, y que siga sin haber interacción para algo tan importante como darle incentivo a la producción", se comentó ayer en la Federación Agraria que preside Eduardo Buzzi.

Comentá la nota