Cristina es una incógnita para el líder de la derecha chilena

El hombre que podría suceder a Michelle Bachelet critica a Venezuela y sus aliados, a la vez que destaca a los países que siguen el modelo de Brasil. Aliado de Mauricio Macri, no sabe dónde ubicar a la Argentina.
"Por una parte está el modelo de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Cuba y Nicaragua, que conduce al subdesarrollo y la indigencia. De otro lado, están México, Colombia, Perú, Brasil, Chile y Uruguay, que han optado por el camino correcto de derrota a la pobreza. No califico a la Argentina en ninguno de los bloques, porque es una definición que no me queda absolutamente clara. La Argentina está en una posición intermedia y así es como los propios argentinos se reconocen", afirmó el candidato presidencial de la derecha Sebastián Piñera durante la campaña electoral, dejando de manifiesto que para él, los Kirchner son una incógnita.

El dueño de LAN y Cristina Kirchner se vieron el 17 de septiembre, durante la visita del chileno a la Casa Rosada, en un ambiente cordial y distendido. "Tuvimos una interesante y profunda reunión con la Presidenta y hablamos de la integración económica y física, los corredores bioceánicos, los pasos para aumentar la colaboración económica, cultural y el intercambio entre ambos pueblos", declaró entonces el empresario.

El punto más grande de controversia bilateral es la provisión de gas a Chile. "Si bien la suspensión del envío del gas fue un tema sensible que afectó la confianza cuando empezaron los cortes de suministro hace cuatro años y Argentina tuvo que importar desde Bolivia, debemos desarrollar mecanismos jurídicos eficientes y eficaces para solucionar los conflictos que se presenten en las inversiones y el comercio. Los compromisos internacionales deben ser cumplidos no sólo de buena fe, sino también teniendo presente una visión estratégica de largo plazo", aseguró a PERFIL Teodoro Ribera, rector de la Universidad Autónoma de Chile y asesor en temas internacionales de Sebastián Piñera.

El dirigente de Coalición por el Cambio centra el interés de la relación con Argentina en el aspecto comercial y energético. "Parece una contradicción que construyamos puentes para acercarnos e inmediatamente aduanas para separarnos. Facilitar la integración y el intercambio de bienes y la movilidad de personas es parte fundamental del programa con Argentina", aseguró Piñera en su programa de gobierno.

"Argentina es y será un vecino preferente, pues es la nación con la cual detentamos las mayores afinidades culturales. La presidenta Fernández fue elegida por el pueblo argentino y deseamos mantener con su gobierno una relación fraterna", completó Ribera en declaraciones a este diario, al tiempo que evitó pronunciarse acerca de las dudas que Piñera manifestó con respecto a los Kirchner.

Por cercanía ideológica y relación personal, el empresario chileno se siente más a gusto con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, con quien ha compartido reiterados encuentros en su última visita a la Argentina. "Si bien la relación la administrará el Gobierno nacional, es ineludible que Macri es un interlocutor importante de Piñera", confesó Diego Guelar, secretario de Relaciones Internacionales de PRO, que reconoció, sin embargo, que en caso de triunfar la derecha chilena o la Concertación la relación bilateral entre ambos países no sufrirá modificaciones significativas.

Comentá la nota