Cristina habló de la crisis de Siderar en Olivos

Cristina habló de la crisis de Siderar en Olivos
Según Díaz Bancalari, había ido con el intendente nicoleño a ver a Randazzo, y la Presidenta los mandó a llamar. Lo que dice que dijo.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner manifestó hoy la decisión de su gobierno de "defender las fuentes de trabajo" y "no aceptar" los argumentos de la empresa Siderar, miembro del Grupo Techint, que anunció despidos de personal y decidió no continuar con las inversiones, a partir de la crisis internacional.

"La Presidenta dijo que va a tomar posición a favor del sector productivo y no va a aceptar las explicaciones que da la empresa Siderar", relató a DyN el diputado nacional José María Díaz Bancalari, luego de participar de uan reunión en la residencia de Olivos, con Fernández de Kirchner.

Según el diputado, la primera mandataria señaló que las ganancias que tuvo Siderar, "hechas públicas entre 2007 y 2008, están dentro de lo que se puede considerar ganancias extraordinarias y la inversión que tendrían que hacer para continuar con el plan previsto de producción, es mínima frente a las ganancias que han tenido años pasados".

Díaz Bancalari y el intendente de San Nicolas (PJ), Marcelo Carignani, concurrieron a Olivos para reunirse con el Secretario de Obras Públicas, José López, y con el ministro del Interior, Florencio Randazzo, pero imprevistamente fueron llamados por la Presidenta, con quienes dialogaron, entre otros temas, de la empresa Siderar.

"La Presidenta nos mandó a buscar al intendente y a mi al efecto de comunicarnos la decision del gobierno de defender las fuentes de trabajo en el conflcito de SIDERAR", dijo Díaz Bancalari a DyN, tras el encuentro.

El ministerio de Trabajo dictó el pasado viernes la conciliación obligatoria en el conflicto laboral que mantienen unos 2400 trabajadores metalúrgicos y de la construcción en la planta que la empresa Siderar posee en San Nicolás. Siderar había anunciado el despido de unos 1.200 trabajadores, argumentando la delicada situación internacional.

Por la disposición oficial, el conflicto se retrotrae a fojas cero, es decir que la empresa no podrá despedir ni suspender personal, en tanto que los trabajadores no podrán realizar medida de fuerza de ninguna índole, por el plazo de la conciliación. La conciliación se extiende hasta el próximo lunes, en tanto este miércoles, a las 11, la cartera laboral citó a las partes a una nueva audiencia de conciliación en un nuevo intento por alcanzar un acuerdo.

De acuerdo con el relato de Díaz Bancalari, la Presidenta dijo que Siderar "adquirió establecimientos en México y Brasil con esas ganancias extraordinarias obtenidas en Argentina", por lo que consideró que "entonces podrían, en un acto de solidaridad, mantener las fuentes de trabajo" en el país y "llevar adelante el plan de inversiones previsto, sin provocar desazón con el despido de miles de trabajadores".

"Se habla de 1200 suspensiones con la eventualidad de llegar a 2000 despidos, es una barbaridad", consideró la Presidenta, según el legislador.

Asísmismo, Fernández de Kirchner enfatizó a Díaz Bancalari y Carignani: "Tengan la seguridad que el gobierno va a defender las fuentes de trabajo, va a defender el sector más débil que son los trabajadores".

En ese sentido, la Presidenta explicó a sus interlocutores que por ahora el conflicto "está en proceso de conciliación obligatoria", pero aseguró que cuando venza esa instancia "el gobierno no va a permitir que la soga se corte por lo más delgado".

Finalmente, Díaz Bancalari dijo que vio a Cristina Fernández "muy bien, rodeada de papeles, trabajando a full" a pesar del reposo indicado por dos días más por los médicos, tras la lipotimia que la afectó el pasado jueves.

Comentá la nota