Cristina frenó la renuncia de su secretario de Industria

El secretario de Industria, Fernando Fraguío continuará un tiempo más en su cargo. A pesar de que presentó su renuncia formal, argumentando razones personales y que su jefa, la ministra de la Producción Débora Giorgi se la aceptó; la presidenta Cristina Kirchner, decidió no hacer cambios en esa dependencia.
Como ocurrió en otras ocasiones y luego que se supo sobre la renuncia de Fraguío y esa información se publicó en la prensa, luego que lo anticipara Clarín el viernes pasado; el Gobierno intenta ahora no hablar más sobre ese asunto.

Lo curioso es que ni el propio Fraguío ni tampoco los voceros de Giorgi negaron la existencia de esa renuncia ni el alejamiento del funcionario de su cargo. Incluso, ambas fuentes coincidieron en que esperarían hasta el regreso de la Presidente de la Cumbre de las Américas, en Trinidad y Tobago el domingo 19 de abril para que ella decidiera si la aceptaba o no.

La misma actitud había tomado la actual gestión cuando se supo de la renuncia del ahora ex titular de la AFIP, Alberto Abad. Ni bien trascendió a la prensa su alejamiento, el Gobierno dilató lo más que pudo una decisión inmediata sobre ese asunto. Pero, finalmente, la Casa Rosada decidió reemplazarlo por el actual titular del organismo, el recaudador, Ricardo Echegaray.

En este caso, Fraguío había puesto a disposición de Giorgi su cargo en el mismo momento en que esa secretaría y la de Agricultura, a cargo de Carlos Cheppi, pasaron a funcionar bajo la órbita de la cartera de Producción. Antes funcionaban en la estructura del Ministerio de Economía.

Fuentes del entorno de Giorgi y de Fraguío, así como otras del ámbito empresario, continúan admitiendo que ya no es un secreto la tirante relación que mantienen el secretario y la Ministra. Existen diferencias en torno a la política sobre la restricción a las importaciones. De hecho, la propia Giorgi ya tiene su candidato para ocupar esa poltrona. Promueve a su jefe de Gabinete, Horacio Cepeda, quien viene trabajando con ella desde la gestión en el gobierno bonaerense pero habría sido vetado por el entorno de economistas K.

Comentá la nota