Cristina: festejo íntimo y en familia en El Calafate

Estuvo con Néstor, su hija Florencia y unas amigas. Máximo se fue a Río Gallegos.
Como es un ritual todos los años desde su llegada al poder, Cristina y Néstor Kirchner recibieron la Navidad en familia en su residencia de El Calafate, adonde regresarán nuevamente la semana próxima para celebrar el Año Nuevo.

La Presidenta brindó junto a su esposo --ahora diputado--, su hija Florencia y un grupo de amigas de la adolescente, mientras que su hijo Máximo pasó la Nochebuena en Río Gallegos con su novia.

Cristina había viajado a El Calafate el miércoles por la tarde. Al arribar se dirigió a su casa en forma separada con Kirchner, ya que el diputado viajó del aeropuerto en una camioneta que condujo el intendente, Javier Belloni, un hombre de la política local que desde su llegada al cargo supo tejer pacientemente una relación con el ex presidente en el pago chico del matrimonio del poder, una cotizada villa turística donde varios personajes del kirchnerismo están ligados a emprendimientos hoteleros e inmobiliarios.

Fuentes de la Rosada contaron ayer a Clarín que los Kirchner tuvieron un festejo íntimo y en familia en la residencia, ubicada a unas cinco cuadras del centro de El Calafate. Con los Kirchner permaneció la custodia de rigor en el ingreso de la casa y los perímetros, mientras los secretarios privados de ambos fueron licenciados para que pudieran estar con sus familias. Fueron días de descanso y tampoco viajaron a la villa otros ministros o integrantes del Gobierno, dijeron las fuentes.

La Presidenta contó días atrás en una entrevista radial que para esta Navidad tenía "un poco la familia desperdigada", pero que iba a pasar Año Nuevo con su cuñada, la ministra Alicia Kirchner, y otros integrantes de la familia.

A diferencia de lo que ocurría algunos años atrás, cuando están en El Calafate los Kirchner casi no se dejan ver. Menos desde que inauguraron el costoso hotel boutique Los Sauces, situado a metros de su residencia, que lleva el mismo nombre. Hace ya bastante tiempo solían ir a comer al centro de El Calafate, pero se cuenta en la villa que desde su apertura utilizan los mismos servicios del hotel boutique y Cristina se ocupa en persona de darles indicaciones a los chefs sobre sus platos favoritos.

La Presidenta retomará este lunes a sus actividades oficiales. En El Calafate esperan su regreso para el miércoles dado que el jueves habrá una nueva cena en su residencia para recibir el 2010 con la familia completa.

Aunque el horario no fue aún confirmado, el lunes Cristina viajará a San Juan para encabezar un acto de inauguración de obras. La Presidenta podría regresar a Buenos Aires mañana en la noche y en caso de viajar a la provincia cuyana el lunes en la tarde, aprovecharía la mañana para mantener en Olivos algunas de las últimas reuniones del año con ministros y colaboradores.

Comentá la nota